(01.11.2017) El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, descartó la posibilidad de que la provincia renuncie a Ingresos Brutos “teniendo en cuenta el escenario actual”. Para que eso suceda, dijo, “debería darse otro marco de distribución de recursos entre Nación y Provincia”, en relación a la deuda de coparticipación que el gobierno nacional mantiene con la provincia.

“No es posible que Santa Fe renuncie a Ingresos Brutos en este escenario. Ahora, si hay recomposición de impuestos nacionales, si hay otro marco de distribución de recursos entre Nación y Provincia, lógicamente que las provincias también pueden ceder parte de su recurso propio. Es un tema que hay que conversar en conjunto y que será la agenda de los próximas reuniones planteadas con los gobernadores”, dijo.

Sobre el discurso del Presidente Mauricio Macri, Lifschitz especificó que “habló de institucionalidad, justicia e hizo un diagnóstico de situaciones que todos conocemos y en alguna medida compartimos también. Habrá que ver ahora en las mesas sectoriales los temas concretos, las propuestas para abordar cada uno de estos temas planteados en la agenda y en qué medida podemos avanzar en niveles de acuerdo y de consenso”.

El gobernador santafesino señaló que para él es primordial ver primero “la letra chica y el contenido de esas propuestas”, es decir, evaluar cómo impactan económicamente sobre las provincias y los recursos, y sobre el sector económico y los trabajadores. “Es difícil adelantar posiciones específicas. Es válida la iniciativa de convocar a todos los sectores de la sociedad y a los gobernadores a discutir los grandes problemas del país”, admitió.