De no mediar un nuevo aval judicial, la compañía área dejará de salir desde Fisherton el 16 de noviembre próximo. Para las autoridades nacionales, "el socialismo debe dejar de cuestionar a la Nación por los medios y buscar una salida política".

La semana pasada la jueza federal Sylvia Aramberri extendió por 30 días hábiles la cautelar otorgada a LAN para poder seguir volando desde la aeroestación local a Perú. La posible suspensión de esos vuelos generó la inmediata reacción de provincia y municipio que encabezaron un fuerte lobby a favor de "la conectividad" de la ciudad.

Más allá de las resoluciones judiciales, la decisión de fondo está en manos de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), dependiente del Ministerio de Planificación Federal. "La Anac no puede prorrogar la autorización provisoria de 180 días que había otorgado, hacerlo implica violar el Tratado de Fortaleza (firmado en 1996 por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, al que se sumó tres años más tarde Perú)".

En aquel tratado, los países firmantes se comprometieron a liberar el mercado aerocomercial de sus naciones para facilitar la integración entre ellos a partir de vuelos "no troncales" con la condición de que los pasajeros no se desvíen hacia terceros países. En ese marco, la Anac autorizó provisoriamente a LAN a realizar vuelos exploratorios entre Lima, Córdoba y Rosario. La autorización provisoria para la ciudad está vencida.

"La decisión, técnica y políticamente ya está tomada y apunta a no extender ese permiso porque legalmente es imposible", aseguró una. El funcionario consultado apuntó además que existe malestar en la Casa Rosada porque "el socialismo hizo causa común detrás de una empresa privada en detrimento de Aerolíneas Argentina (AA), la línea de bandera de todos los argentinos. Es hora de que dejen de plantear el conflicto como «LAN o muerte» y busquen soluciones políticas alternativas con AA y con el gobierno nacional, pero no a través de pirotecnia mediática".

Fuente: lacapital.com.ar