El gobernador Juan Schiaretti presidió el acto de entrega de las 100 patrullas, los 10 móviles utilitarios (uno de los cuales funcionará como ambulancia y el otro como cámara de vigilancia móvil) y los 2 colectivos de traslado, con capacidad para 45 personas.

En la oportunidad, el mandatario destacó: “Con éstos, ya son 1.369 los vehículos entre autos, camionetas, motos y otro tipo de unidades que hemos incorporado a nuestra Policía en estos casi 4 años de gestión. Próximamente se incorporarán otras 100 camionetas, con lo cual totalizaremos en cuatro años 1.469 unidades para movilizar a la Policía. Implican un promedio de más de 350 vehículos por año”.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, agregó que la flota de vehículos de la fuerza provincial cuenta con una antigüedad de “dos años y medio, lo que hace a un buen nivel de vehículos”. Y consideró fundamental la renovación de automóviles policiales “porque es una herramienta logística importante para la Policía, pero también por la presencia de vehículos en los barrios que implica”.

En el mismo sentido, el jefe de Policía de Córdoba, Alejo Paredes, señaló: “La incorporación de nuevos vehículos y equipamiento permite a la Policía desarrollar una tarea preventiva en las ciudades, tanto en la capital como en el interior de nuestra provincia. Es necesario tener presencia policial, ese es nuestro horizonte y es parte de la planificación en el plan estratégico de seguridad pública”.