Tras la reunión, Príncipe señaló: “Hace seis años que los pequeños y medianos productores tenemos que soportar una política de comercialización del trigo que nos perjudica notablemente. En esta campaña, con 12 millones y medio de toneladas de trigo que se pueden comercializar, los exportadores se quedan con 425 millones de dólares extra por esta maniobra.

El dirigente  gremial fue muy crítico de la política oficial y aseveró: “A nosotros nos tienen pisado el valor que percibimos por el cereal, mientras el pan se vende cada vez más caro. Los más castigados somos los chacareros y los consumidores. Nos roban 200 pesos por tonelada que vendemos, por una política que le garantiza un negocio fenomenal a un puñado de grandes empresas”.

Asimismo, estimó: “Si tal como lo anunció en los últimos días, el gobierno nacional va a hacer frente a los problemas económicos retirando beneficios a sectores que ellos mismos vinieron privilegiando hasta acá, deberían dejar de gobernar para que ganen grupos concentrados, como la molinería y el mercado externo de granos”.

Por otro lado, adelantó que el 12 de diciembre se elevarán propuestas a la próxima reunión del Consejo Directivo Central de la FAA. En esa línea, sostuvo: “El Distrito 6 va a plantear a los directores de todo el país la proposición de movilizar por el trigo, si es que no aparecen las soluciones a este reclamo que lleva ya varios años. Vamos a profundizar las gestiones a los fines de conseguir una respuesta”.

Finalmente, el secretario Gremial de FAA indicó: “En lo coyuntural, hay un remanente de 3 millones de toneladas que deberían poder venderse al FAS teórico, sin poner en riesgo la ‘mesa de los argentinos’, ni afectar para nada los valores que se pagan de los productos panificados en el mercado interno”.

Fuente: Infocampo