Al respecto, el delegado gremial en la provincia de Entre Ríos,  Eduardo Enrique, precisó que la medida es “por diez días hábiles, con opción a otros cinco días”. Según recordó el dirigente, reclaman la devolución del Impuesto a las Ganancias, que se completen las dotaciones de personal en el interior, un dos por ciento por año de antigüedad, y que se reconozca a los tercerizados.

“Se dictó la conciliación obligatoria y se está por firmar ya en el Ministerio de Trabajo de la Nación. Por lo tanto, no tendremos ninguna jornada de protesta como teníamos pensado”, afirmó Enrique.

Además, en declaraciones a APF, el dirigente manifestó que en la zona de la costa del río Paraná existen 11 sucursales de la entidad crediticia con un promedio de 40 empleados cada una, aunque la de la capital entrerriana emplea a 90 bancarios.