La actividad pretende ser el punto de partida para la constitución de un foro social local, que se sumará a los que ya existen a lo largo y ancho de todo el país, para difundir y fortalecer las actividades preventivas.

Además de Pelloni y Wanda Candal, ambas coordinadoras de la Red, participó de la presentación Liliana Loyola, titular de Generar. La Red, financiada por Cáritas Alemania, está basada en los principios de la horizontalidad y autonomía de funcionamiento de cada nodo o foro que se constituye. Generar, por su parte, es una asociación civil sin fines de lucro, cuyo objetivo es propiciar acciones por la igualdad y equidad de género, en especial ante vulneraciones graves a los derechos de las mujeres, como la violencia de género y la trata de personas.

La disertación comenzó con dos preguntas que Candal lanzó al público: “¿Hay drogas y prostíbulos en Santa Fe?”. La respuesta fue inequívocamente afirmativa. La segunda: “¿Conocen causas o expedientes judiciales iniciados por la trata”. La respuesta del auditorio fue por la negativa.

El intercambio sirvió como disparador para enunciar dos características del crimen organizado, como la trata de personas y el narcotráfico. Por un lado, la problemática está “ostensiblemente extendida” en el territorio a punto de ser parte del paisaje cotidiano, pero a la vez es invisible.

“Son dos caras de una misma moneda -dijo Candal-: alta presencia del problema, pero fuerte invisibilización”, planteó. Y advirtió sobre la frecuente “naturalización” que se genera en torno de situaciones que parecieran normales. Pelloni alertó sobre otro aspecto negativo del tema como es la negación de la realidad. “A veces -sostuvo-, esa negación proviene de las propias organizaciones de derechos humanos, porque hablan desde el escritorio. Cuando salgan al terreno, la cosa va a cambiar”, afirmó..

La red

En diálogo con la prensa, Pelloni explicó que el objetivo de la red que coordina es trabajar para devolverle a la infancia y adolescencia lo que se les roba. “Esto va desde lo que no le dan las máximas autoridades de gobierno, las instituciones del Estado como educación, salud, justicia, y la sociedad misma. Por eso pedimos en estas capacitaciones que damos que para construir foros locales sociales que se suman a la Red, tengan previsto un equipo interdisciplinario con trabajadores sociales, abogados y algún psicólogo para atención de las víctimas que puedan aparecer de todo tipo de violencia”, planteó.

La religiosa destacó la importancia de articular los foros de todo el país. “Esto hace que la red tome fuerza de poder social nacional porque los graves problemas que tenemos tienen que ver con las mafias del crimen organizado que son muy poderosas, y donde lamentablemente siempre tienen el aval o la connivencia de poderes económicos, empresarios, de la justicia o la policía. Es decir, quienes tienen que cuidar a la infancia son quienes forman parte a veces o bien avalan estas redes del crimen organizado”, sostuvo.

Consultada sobre la relación con los organismos oficiales, dijo que es “fundamental” esa articulación. “Es fundamental también exigir las políticas públicas e incidir para que eso se instrumente. En Goya -ejemplificó-, donde estamos trabajando ahora, tenemos una muy buena articulación. Es un trabajo de construcción social, y allí tenemos que estar todos: el gobierno, las ONGs y la sociedad misma para que podamos ayudarnos pero también señalarnos, cuando algo no funcione bien”, concluyó.

Fuente: El Litoral, Santa Fe