La sequía afecta a las provincias de Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, parte de La Pampa y el centro-norte de Santa Fe. En algunas zonas rurales como la bonaerense Piedritas, partido de General Villegas, ya alcanzaron un récord: el mes pasado tuvieron el tercer diciembre más seco de los últimos 105 años.

Algunos  productores ya estiman que de 500 hectáreas sembradas con cultivo de maíz, perderán 400. Hoy con ese maíz, cuyo fin inicial era la producción de grano, se está dando una situación no esperada: tienen novillos arriba, que lo están comiendo en pastoreo directo. Además, en el campo comenzaron a picar maíces para silo, como reserva de alimentación.

Varios informes climáticos indicaron que las lluvias de diciembre estuvieron 50 por ciento debajo de lo habitual, y que las condiciones en los suelos son más secas que en la campaña 2008/09.

La situación no difiere mucho de lo que se vive en la provincia de Santa Fe. El ingeniero agrónomo, Roberto Porta, inicia un análisis de la situación agrícola, a nivel regional. "Hay un panorama climático complejo, tanto en la provincia como en todo el país".

Es en el norte de Santa Fe donde asoma uno de los panoramas más preocupantes, ya que "hoy la sequía es más compleja que en 2008"; "en aquel momento el problema fue que no había pasto para los animales, pero si había agua, las napas estaban hasta siete metros, en el peor de los casos", explicó Porta a un medio local.

Productores entrerrianos también manifestaron su preocupación por la falta de lluvias en el sur de la provincia, aunque se mostraron optimistas ya que esperan que haya algunas precipitaciones en los próximos días. Rubén Manucci, director suplente en Entre Ríos de la Federación Agraria Argentina (FAA), dijo que el maíz es el cultivo más afectado.

En Córdoba, hay fuertes pérdidas en maíz y soja

Al día de hoy "resulta difícil encontrar muchas probabilidades de que el rinde promedio de soja supere las 2,3 toneladas por hectárea y el maíz las 5,4 toneladas por hectárea para la campaña 2011/12", calculó el sitio en internet AgroTestigo, en base a un extenso relevamiento a fines de diciembre.

El informe elaborado por AgroTestigo releva 4.000.000 de hectáreas de soja y 1.200.000 de maíz, en el centro y sur de Córdoba, noreste de Santiago del Estero, sur de Santa Fe y extremo norte de Buenos Aires.

Las estimaciones de pérdida de rendimiento global son a diciembre de 2011. Por tanto, hay que inferir que deben haberse incrementado en los últimos días. La comparación se trazó respecto a un año normal o bueno.