Los gobernadores, de Santa Fe, Miguel Lifschitz; Entre Ríos, Gustavo Bordet, y de Corrientes, Gustavo Valdés, encabezó eel acto de apertura de la Jornada “Integración Regional y Transporte Fluvial. Experiencias Internacionales: desafíos y oportunidades”.

El objetivo de la Jornada, llevada a cabo en la capital santafesina, es complementar y entrelazar las experiencias en términos de navegación, legislación, comercio e infraestructuras de las vías fluviales navegables de los principales sistemas de transporte de Europa y América (Hidrovía Paraguay–Paraná, sistema del río Rin y sistema del río Mississippi), que permitirá generar consensos de buenas prácticas para el transporte fluvial a escala de estados subnacionales, nacionales y bloques regionales.

En las últimas décadas, los procesos de integración regional han impulsado la navegación fluvial interior como modo eficiente de transporte, permitiendo el desarrollo de las infraestructuras públicas y privadas, canales de navegación, dragado y puertos, complementadas con las instituciones y las normas que la regulan.

Lifschitz reconoció que “evidentemente los problemas que tenemos no son responsabilidad más que de nosotros mismos, que a lo largo de los años no encontramos la manera de poner en valor y llevar adelante proyectos estratégicos de transformación de la Argentina y, peor aún, dejamos atrás experiencias que sí fueron exitosas como la Marina Mercante en la primera parte del siglo XX y la presencia del tráfico fluvial en nuestro país, con el desarrollo de puertos del litoral fluvial que, en la segunda mitad del siglo, entraron en decadencia”.

“Estamos transitando un nuevo camino del desarrollo hidroviario. Con el retorno de la democracia se volvió a pensar en el desarrollo regional, en el Mercosur, en la Hidrovía; se abandonaron las hipótesis de conflictos que hubo alguna vez con países vecinos; hubo iniciativas que tuvieron que ver con la idea de integración y articulación de los países de América del Sur, camino en el que ya transitamos más de 20 años de funcionamiento de la Hidrovía Paraguay-Paraná con avances muy importantes y con obras realizadas que generaron un crecimiento del tráfico y que en nuestro país tuvo un impacto en la producción agropecuaria: en 20 años se duplicó la superficie sembrada y se triplicó la producción en toneladas”.

El gobernador coincidió en que “los avances logrados son un primer escalón” y afirmó que “el desafío para adelante es mucho mayor: es un proyecto estratégico desde lo económico y la integración regional y geopolítica de los cinco países del cono sur, del desarrollo de las economías regionales y que las seis provincias del Litoral podamos potenciar nuestra capacidad productiva. También tiene que ver con que Bolivia, Paraguay, el sur de Brasil y Uruguay también puedan potenciar sus actividades económicas y articularlas a través del tráfico de la Hidrovía”.

“Hay una tarea muy importante que hacer, que tiene que ver con obras e inversiones, pero también con normas burocráticas, con armonizar normativas y legislaciones entre los cinco países de manera de reducir costos, tiempos y conflictos que se generan en el tráfico y que terminan quitándole competitividad a la Hidrovía”.

En este sentido, Lifschitz aseguró que “estamos muy compenetrados con la necesidad de profundizar el desarrollo y pensar estratégicamente a la Hidrovía para los próximos 20 años, los corredores bioceánicos y el sistema logístico que tiene que abastecer a la hidrovía. Hay que avanzar en ese proyecto, y a toda esta región involucrada con la Hidrovía debemos pensarla como una gran región productiva, lo que nos abre la posibilidad de pensar en el desarrollo futuro de nuestra región con muchas expectativas”.

Finalmente instó a “recuperar el tiempo perdido en décadas de falta de impulso y estímulo pero estamos en ese camino, y las provincias tenemos un rol muy importante que cumplir”.

MEJORAS PARA LA PRODUCCIÓN
Bordet calificó como “muy importante para nuestras provincias tener este espacio en la ciudad de Santa Fe” al tiempo que celebró “la iniciativa que ha tenido el gobernador Lifschitz con esta convocatoria que es un escalón más para consolidar la Hidrovía Paraguay-Paraná”.

En ese sentido, expresó que el encuentro de este martes “va a permitir generar desde nuestras provincias, alternativas de competitividad para nuestros productores, en la posibilidad de generar un tráfico fluvial para abaratar el transporte, que se estima en un 30 y un 40%”.

El gobernador de Entre Ríos también sugirió “desarrollar, a través del tráfico fluvial, las mejoras que se producen en nuestras rutas y carreteras por el hecho de mantener activa la hidrovía. Ese futuro es el que imaginamos para nuestra provincia”.

Por su parte, el gobernador de Corrientes, recordó que alrededor de 1950, “el Estado Nacional tenía la flota más grande, tal vez del mundo, pero fuimos cometiendo errores y desaciertos hasta que un día se permitió a los buques cambiar de bandera y ese fue el fin de la flota del Estado y el fin de la flota mercante argentina.

Al respecto, indicó que “para poder competir con la flota de Paraguay hay que tener las mismas condiciones y para esto tiene que haber un aprovechamiento en conjunto y comenzar a desburocratizar y tener normas claras y ágiles”.

Valdés resaltó la importancia de dialogar e intercambiar ideas sobre la temática y remarcó que “si logramos competir con grandes convoyes por el río Paraná, habremos bajado los costos de transporte y así lograremos que el norte argentino sea verdaderamente competitivo para tener productos en el exterior”.

“No podemos seguir con que los precios para mover nuestra materia prima en el interior del país sean más caros que el transporte desde Buenos Aires a China; eso es lo que tenemos que revertir y con este tipo de jornadas debemos pensar en cómo hacerlo”, finalizó.

VÍNCULOS CON EL MUNDO
El responsable del programa santafesino de Desarrollo de la Hidrovía Paraguay-Paraná, con rango de secretario de Estado, Juan Carlos Venecia, señaló que con las jornadas “se pone en relieve una cuestión estratégica” para Santa Fe, ya que “tiene responsabilidades, casi de un país de escala mediana en términos de transporte, de logística”. Del mismo modo, detalló que “desde nuestra provincia sale el 75% de toda la oferta exportable argentina. Entonces, el río, el transporte fluvial es lo que nos vincula con el mundo”.

Venecia explicó que la convocatoria permitirá “cotejar” e “intercambiar experiencias” con los sistemas fluviales como el del Rin, en la Europa Central, o Mississippi, en el caso de Estados Unidos, en pos de “desarrollar prácticas comunes, algo que es fundamental para que Santa Fe sea capital del transporte fluvial no solo argentino”.

“Hace 25 años que se viene trabajando en la Hidrovía Paraguay-Paraná: se ha multiplicado por 20 la carga, se logró un impulso fundamental con el dragado y balizamiento, se ha duplicado el área sembrada argentina y se triplicó la producción. Por esto hay que poner en eje un tema que por distintas cuestiones no forma parte de la agenda prioritaria Argentina”, concluyó.

PRESENTES
De la apertura de las jornadas participaron también los embajadores en la Argentina de Holanda, Martin de la Beij, de Uruguay, Héctor Lescano Fraschini, de Brasil, Sérgio França Danese, y de Bélgica, Peter Maddens; los ministros de Infraestructura y Transporte, José Garibay; de la Producción, Alicia Ciciliani; y de Obras Públicas de la provincia, Pedro Morini.

Además estuvieron los ministros de Obras y Servicios Públicos de la provincia de Corrientes, Bernardo Rodríguez; de la Industria de la provincia de Misiones, Luis Lichowski; en representación de la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación, Mariano Saul; el secretario ejecutivo del Comité Intergubernamental de la Hidrovía, Luis Niscóvolos; el consejero de Transportes, Infraestructura y Desarrollo Sostenible de la Embajada de Francia, Ekkaphol Suphanvorranop; la asesora económica de la Embajada de Holanda, Inés Rzadzinska; el jefe de la dirección de Argentina y Uruguay del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, Eduardo Pereira E Ferreira; el representante del Programa Regional de Desarrollo de las Hidrovías Sud americanas de la CAF Banco de Desarrollo de América Latina, Senior Rafael Farromeque; la jefa del Departamento de Planeamiento y Estudios Urbanos y directora del Instituto de Transporte de la Universidad de Nueva Orleans (EE.UU), Bethany Stich; el exsecretario general de la Comisión Central para la Navegación Rin (Holanda), Hans Van Der Werf; el secretario de Transporte, Pablo Jukic; la secretaria de Relaciones Internacionales e Integración, María Julia Reyna; el presidente del Consejo Portuario y del Ente Administrador Puerto Rosario (Enapro), Ángel Elías; y los presidentes de los entes portuarios de Santa Fe, Sebastián Fumis; en representación de los puertos de Buenos Aires, Gonzalo Mortola, Matías Peri Brusa, Nicolás Cassanello y Raúl Gallo; de la Plata, José María Dodds y Verónica Sáenz Valiente; de Corrientes, Emilio Manzonillo; de Barranqueras, Raúl Guex, Roberto Benítez y Roberto Fernández; de Formosa, Fernando de Vido; de Villa Constitución, Fernando Villalba; de Reconquista, Luis Mansur; de Comodoro Rivadavia, Favio Cambareri; de Bahía Blanca, Alberto Carnevali; y de Puerto Madryn, Hécto Ricciardolo.

PROGRAMA
Luego de la apertura de las jornadas se desarrolló un panel de diálogo interregional Europa-América sobre el aprovechamiento de las vías fluviales para el desarrollo económico y social regional, cuyo moderador fue el embajador Luis Niscóvolos, secretario Ejecutivo del Comité Intergubernamental de la Hidrovía Paraguay Paraná (CIH); con la participación de Rafael Farromeque, líder del Programa Regional de Desarrollo de las Hidrovías Sudamericanas de CAF, Banco de Desarrollo de América Latina; Bethany Stich, directora del Instituto de Transporte y jefa del Departamento de Planificación y Estudios Urbanos de la Universidad de Nueva Orleans, Estados Unidos; y Hans van der Werf, secretario General de la Comisión Central para la Navegación del Rin (2012-2016).

Posteriormente, está previsto un workshop sobre el Sistema de transporte fluvial: logística y conectividad, la importancia de las cuencas hidrográficas en el intercambio comercial. El mismo contará con la participación de representantes públicos y privados de las distintas actividades de transporte fluvial tanto a nivel subnacional y nacional como internacional.