Con el Día de la Lealtad como telón de fondo, la ministra de la Producción Débora Giorgi dejó inaugurada la ampliación de la planta de la industria John Deere en Granadero Baigorria. La funcionaria nacional estuvo acompañada por el intendente local, Alejandro Ramos, quien una y otra vez agradeció a la gestión de Cristina Fernández por la marcha de la economía nacional.

El diputado nacional Agustín Rossi y el intendente rafaelino Omar Perotti fueron los principales referentes del kirchnerismo local. Por la provincia se destacó la presencia del gobernador electo Antonio Bonfatti.

La ampliación, de la planta ubicada en la ciudad de Granadero Baigorria, tiene por objetivo iniciar la producción de 7 modelos de tractores y 4 de cosechadoras, para lo que se incorporarán 300 empleados directos y otros 1.000 indirectos. La inversión total será de unos 100 millones de dólares.

"Esto va a permitir no solamente ampliar la fabricación de motores que era lo único que John Deere hacía aquí en la Argentina, sino fabricar tractores y también cosechadoras", confió Perotti, para quien la inversión en esta planta "es una buena señal de confianza en un momento de incertidumbre mundial".

Por su parte, Rossi se refirió a la importancia de “acompañar el sector productivo de las economías regionales y colaborar en el crecimiento de la producción y calidad”, y remarcó: “Queremos potenciar las políticas que impulsa la presidenta Cristina Fernández con el objetivo de generar valor agregado en origen a la producción local y así generar puestos de trabajo para que emigrar no sea la única opción para los jóvenes del interior”.

Por último el diputado nacional también expresó su contento por la ampliación de la John Deere y señaló que “tiene que ver con la consigna de la Presidenta que es industrialización de la ruralidad, incorporar valor agregado en origen y en ese escenario lograr que las localidades pequeñas y grandes crezcan por igual en los próximos 10 años”.

"Me muero por ver el primer tractor salir de la línea de producción”, confesó en el acto la Débora Giorgi. Resaltó la además el proceso de reindustrialización encarado en el país desde 2003 a la fecha, que permitió "sumar valor agragado" a los productos nacionales. “Si se sustituyen importaciones no es una posición reaccionaria”, agregó la ministra.