Según el diario Clarín, previo a su llegada al Ministerio de Economía durante la presidencia de Néstor Kirchner, Miceli encabezó el Banco Nación y tanto ella como integrantes del directorio de entonces y algunos ex gerentes fueron indagados y beneficiados con una falta de mérito por el juez Marcelo Martínez De Giorgi en el caso en el que se investiga el modo en que el banco estatal vendió en 2005 el frigorífico Santa Elena en la provincia de Entre Ríos.

Ante la decisión del juez, Stornelli apeló y pidió el procesamiento de los imputados también por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública. El ex ministro de Seguridad bonaerense cuestiona el modo en que el Nación le vendió a la firma del empresario Sergio Taselli el enorme terreno y las instalaciones del frigorífico. Antes de conseguir el terreno, Taselli había comprado en la quiebra la maquinaria del establecimiento y luego consiguió un buen precio para cerrar la operación por lo restante.

En junio de 2005, la firma Santa Elena Alimentos S.A le pagó al Nación 3,5 millones de pesos por el terreno y el frigorífico. Un perito, a pedido de Martínez De Giorgi, tasó ese predio en 26 millones de pesos y para Stornelli hubo una defraudación al Estado.

El fiscal también resaltó en su apelación que hubo otras posibilidades de salvar la fuente de trabajo en mejores condiciones para el Banco Nación, que tenía una hipoteca en su favor por el frigorífico. Stornelli asegura que hubo ofertas de empresas privadas por una valor más alto que el pagó finalmente Taselli y estaba en marcha un proyecto de cooperativa de los trabajadores que habían sido despedidos por la quiebra que tenía el visto bueno de las autoridades del Instituto Nacional de Economía Social y Asociativismo (INAES).

El juez dictó la falta de mérito y ordenó una nueva tasación debido a que la primera que se hizo fue cuestionada. Stornelli señaló que no hace falta la consulta a un nuevo perito porque aquel peritaje fue correcto. Para el fiscal, las autoridades del banco participaron de una maniobra que benefició a Taselli.

Y por eso pide el procesamiento de todos los involucrados en el caso. Ahora será la Cámara Federal la que decida si Miceli, Fábrega –que era gerente general del Nación– y otros 14 imputados en la causa realizaron alguna maniobra delictiva.