El gobernador saliente de Córdoba sostiene que existe una deuda total de 1.178,6 millones de pesos, que incluye 192,3 millones en concepto de construcción de viviendas; 423 millones de pesos por obras viales y otros 563,3 para la caja jubilatoria.

Fuentes del gobierno cordobés señalaron que se trató de "una buena reunión", donde la Presidente y Schiareti "repasaron temas de gestión" y precisaron que sobre la deuda referida a las jubilaciones, Cristina advirtió que le pedirá al titular de la ANSeS, Diego Bossio, que "se aboque" a la situación.

A raíz del giro de fondos que el Gobierno provincial le pide ala Nación, Schiaretti había solicitado una audiencia con la jefe de Estado y había enviado tres cartas a Boudou para recordarle la deuda, la primera de ellas el 22 de julio pasado, la segunda el 3 de agosto y la última el 19 de este mes.

Por esa situación, la provincia había recurrido a la Corte Suprema en 2002 y en la última misiva enviada a Boudou, el gobernador le advirtió: "Deseamos no vernos obligados a recurrir nuevamente a la Justicia para hacer efectivo lo que ya está acordado entre las partes".

La audiencia se inició cerca de las 21.30 en el despacho presidencial, luego de que la mandataria regresara de Uruguay donde había inaugurado el nuevo tren binacional con su par José Mujica.

Pasadas, las 22.00 el mandatario provincial se retiró de Casa de Gobierno sin realizar declaraciones.

En medio de los reclamos, Schiaretti había señalado antes de la audiencia: "A mi me cuesta creer que haya funcionarios nacionales que por una cuestión política le retaceen los fondos a los jubilados de Córdoba, porque esos fondos no son míos, son de los cordobeses".

"No nos giran los fondos para la Caja de Jubilación ni para  obra pública. Hemos hecho los reclamos legales, le envié cartas a Boudou pidiéndole reuniones y no obtuve respuesta alguna. La secretaria del ministro confirmó que las cartas habían llegado",  destacó el gobernador.  

El pedido por la deuda se produce además en momentos en que resta una definición sobre el tema de la lista de candidatos del PJ cordobés a diputados nacionales que presentó el gobernador electo José Manuel Dela Sotay que compitió en las pasadas elecciones primarias con la del Frente para la Victoria que llevó Cristina Kirchner.

La boleta "corta" -sin candidato presidencial- que presentó el delasotismo obtuvo el 7 por ciento de los votos, mientras que la del FPV que lideró la jefa de Estado sacó un 34 por ciento.

Enla Casa Rosada confían en la posibilidad de que finalmente De la Sota baje su lista de diputados, en el marco de un compromiso que habría asumido con el kirchnerismo cordobés, aunque aún no dio señales en ese sentido.

De la Sota, jefe político de Schiaretti, asumirá su tercer mandato en Córdoba en diciembre próximo luego de haber ganado los comicios provinciales el pasado 7 de agosto.