(18.07.2018) El gobernador Juan Schiaretti, acompañado por el ministro de Salud Francisco Fortuna, presentó el nuevo Sistema Informático Si SALUD, que implica la conversión del sistema sanitario de Córdoba al llamado Paradigma de Salud 3.0.

El proyecto se propone la reforma y modernización integral de los procesos de atención y gestión hospitalaria en toda la red provincial de servicios de salud, con una fuerte orientación hacia el paciente y promoviendo la mejora continua.

“Córdoba está dando un paso hacia adelante muy significativo”, indicó el gobernador Schiaretti.

Si SALUD se basa en tres componentes. En primer lugar la reingeniería de procesos, que se efectuará mediante la estandarización de los procesos de gestión y logística de atención de la salud entre los diferentes hospitales de la red provincial, en base a buenas prácticas clínicas internacionales y normativas locales, para detectar oportunidades de mejora.

“Esto nos va a permitir llevar adelante un proceso de capacitación que incluirá a todos los agentes sanitarios. También nos permitirá mejorar el recupero de gastos, evaluar estadísticas, planificar el consumo y tomar la información para tomar mejores decisiones”, destacó el ministro Fortuna.

El segundo componente implica una amplia solución informática que incluye la implementación de la Historia Clínica Digital Única (HCDU), y sistemas de información hospitalaria, de planificación de recursos e indicadores de gestión. También se prevé la creación de un portal del paciente.

“La Historia Clínica Digital Única es un paso trascendental, no sólo porque significa entrar al siglo 21, sino también mejora la capacidad de atender a los cordobeses. Significa, en el Estado, la capacidad de hacerle amigable al paciente el acudir a la salud pública”, apuntó Schiaretti.

En cuanto al tercer componente, abarca el desarrollo de capacidades del personal, transferencia del conocimiento tecnológico, acompañamiento de la gestión y soporte técnico.

Este proyecto es considerado el más amplio y moderno no sólo en el país sino también en Latinoamérica, e incluirá a todos los hospitales y centros de atención primaria de la salud provincial.

El nuevo Paradigma de Salud 3.0 supone generar una red colaborativa entre los equipos de salud bajo estándares de seguridad tecnológica, con un rol activo de las personas que son atendidas en el sistema y con la meta de eliminar el papel en la gestión de la información.

Para la gente

Para los ciudadanos, el nuevo sistema permitirá una mayor agilidad en la atención y, por lo tanto, la disminución de los tiempos de espera. Además, al estandarizarse las prácticas en todos los hospitales, mejorará la seguridad clínica durante el proceso de atención así como la equidad en esta instancia.

Además la HCDU, sumada a la gestión de servicios desde el portal del paciente, facilitará la accesibilidad para gestionar turnos, servicios, acceder a información y efectuar interconsultas. Asimismo, la articulación con la plataforma Ciudadano Digital de la Provincia permitirá la portabilidad de esa información.

Beneficios para el equipo de Salud

Este sistema permitirá a los profesionales de la salud un acceso rápido a todo el historial clínico de los pacientes, desde cualquier punto de la red y en tiempo real, lo que se traducirá en una mayor seguridad en la toma de decisiones y en la prevención de posibles errores (ocasionados por equivocaciones en la transcripción, pérdida de información, entre otros).

Además, facilitará la interconsulta de profesionales de distintos centros sanitarios de la Provincia. A su vez, el acceso a alertas de antecedentes, alergias a medicamentos y contraindicaciones, servirá de apoyo para un adecuado diagnóstico y tratamiento clínico.

El Gobernador explicó además que parte del recupero de las obras sociales, producto de las prestaciones que la salud pública brinda a los afiliados privados, se transformará en “un incentivo para los empleados y funcionarios de los hospitales, para que tengan más compromiso”.

“Siempre es bueno que haya un incentivo para que los funcionarios y los miembros del equipo de salud abracen este proceso, que es un enorme salto de calidad. Significa que podemos mejorar nuestro salario por hacer las cosas de acuerdo a las nuevas tecnologías y mejorándolas”, dijo Schiaretti.

Implementación

El cronograma del proyecto prevé una implementación progresiva en un plazo de dos años, y otros dos años de mantenimiento. Para esto, se organizó a los hospitales de acuerdo a tres grupos de prioridad, en los que el sistema se instalará a los 10, 18 y 24 meses respectivamente.

Los primeros cinco nosocomios en adoptar el sistema serán los hospitales de Niños; Córdoba; Materno Neonatal, Pediátrico y San Antonio de Padua (Río Cuarto), ampliándose luego al resto de los centros de salud provinciales.

La ejecución de este sistema representará, por parte de la Provincia, una inversión aproximada de 1.000 millones de pesos, que incluye extensión de fibra óptica, actualización del data center de la Provincia, hardware para los hospitales (entre ellos, 4 mil terminales de acceso) y sistema de digitalización de imágenes. El proyecto implica actuar sobre todas las áreas que van a ser informatizadas: consultas, admisión, organización de quirófanos, etcétera.

El proveedor asignado, luego de una licitación internacional, es la empresa EVERIS, que tiene 20 años de trayectoria en este tipo de soluciones -entre las que se destaca su experiencia en México. La empresa proveerá del software, la consultoría y gestión del cambio, con un claro objetivo de transferencia de conocimiento a los equipos locales.

Cabe señalar que este proyecto fue elaborado en forma conjunta por el Ministerio de Salud de la Provincia y el Instituto de Investigación y Planificación Sanitaria, a cargo de Rodolfo Rodríguez.

Proyecto de Ley

Paralelamente, el Ejecutivo enviará a la Legislatura un proyecto de Ley sobre Historia Clínica Digital Única, para darle un marco legal de seguridad al sistema sanitario provincial con relación a este tema.

El objetivo último es avanzar hacia la posibilidad de que cada paciente tenga un registro único, compatible tanto para centros públicos como privados. Asimismo, se invitará a los municipios y comunas a avanzar en el proceso de digitalización de las historias clínicas de sus centros asistenciales, acordando mecanismos de compatibilidad para alcanzar una historia clínica electrónica única pública.