La UTE constituida por Werk Construcciones SRL e Hidrosan Ingeniería SRL inició la semana pasada los estudios de suelos, paso preliminar de la construcción de la planta potabilizadora que se erigirá en un predio de cinco hectáreas ubicado en avenida de Circunvalación y ruta 11 (Granadero Baigorria).

MÁS DE 100 MILLONES DE INVERSIÓN

De este modo, se inicia este proyecto estratégico que permitirá -con un plazo de ejecución de 24 meses y más de 100 millones de inversión solo en la planta- optimizar el suministro de agua potable a 1.200.000 habitantes del conglomerado del Gran Rosario.

“Después de más de un siglo, encarar la ejecución de una obra como esta es un motivo de orgullo. Y hacerla desde el Estado es un motivo de doble orgullo, después de tantas experiencias negativas en la gestión del saneamiento que vivimos en las últimas décadas”, sostuvo el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, al anunciar la puesta en marcha del ACGRO.

“EN SANEAMIENTO, MARCAMOS HISTORIA”

“Esta obra –continuó el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente– se enmarca en un proceso encarado por la actual gestión que nos permite, además, poner en marcha los grandes acueductos Desvío Arijón, Reconquista y Villa Ana, además de la ampliación del Acueducto Centro Oeste Santafesino.

En conjunto, son cinco obras que demuestran que en materia de saneamiento nunca se ha hecho tanto como en estos años, avanzando firmemente a un ritmo que es el posible y para una población que necesita este vital elemento. Por eso decimos que es un momento realmente histórico, que va a quedar en la memoria de los santafesinos como un antes y un después en materia de saneamiento”, sostuvo.

OBRA SINGULAR

El Acueducto Gran Rosario representa una solución estructural para los problemas de demanda insatisfecha de agua potable en la ciudad y localidades vecinas, entre ellas Granadero Baigorria y Capitán Bermúdez.

En su primera etapa, la obra proveerá una cuarta parte de lo que hoy produce la planta potabilizadora Rosario de barrio Arroyito, pero existirá la posibilidad de ampliar cuatro veces su capacidad de producción. De esa manera, futuras generaciones podrán abastecer con la planta actual y la nueva a una población superior a los tres millones de habitantes.

Cuando esté en funcionamiento será posible abastecer desde la nueva planta a las localidades del norte del Gran Rosario y a la propia zona norte de la ciudad.

Así, la planta potabilizadora de barrio Arroyito quedará liberada de distribuir agua hacia el norte, y se contará con mayor caudal para optimizar el servicio en el centro, oeste y sur de la ciudad.

Por otro lado, las instalaciones de la nueva planta ubicada en Granadero Baigorria serán diseñadas para permitir futuras ampliaciones de su capacidad de potabilización.

PROYECTO EJECUTIVO

La obra incluye el diseño del proyecto ejecutivo completo de una planta potabilizadora de alta tasa, de 25.000 m3/h de capacidad, y la construcción de una primera etapa de la misma para una producción de 6.250 m3/h.

La UTE Werk-Hidrosan debe realizar una ingeniería de proyecto general y de detalle para una capacidad de 25.000 m3/h; el sistema de bombeo de agua cruda, el acueducto de toma, la planta potabilizadora, una cisterna, el sistema de bombeo de agua tratada y la cañería de desagüe general de la planta.

Se debe considerar, además, la distribución interna de energía, agua y desagües y los sistemas de automatización y telegestión. También debe incluirse el estudio de impacto ambiental desde la obra de toma y la planta potabilizadora hasta la salida del bombeo de agua tratada.

De esta forma, se dimensionarán las instalaciones para las futuras ampliaciones, sin necesidad de recurrir a nuevos proyectos.

CONSTRUCCIÓN

En cuanto a la construcción de la planta potabilizadora para la primera etapa de 6.250 m3/h de producción, la licitación comprende las siguientes unidades: cámara de carga, rejas y partidora, módulo de coagulación -floculación-decantación-filtración, unidades de almacenamiento y dosificación de insumos químicos (cal, cloro, sulfato, pac y flúor), y obras civiles (oficinas, comedores, vestuarios, sanitarios, pavimentos, cerco, portones) y electromecánicas (energía, automatización y telegestión) complementarias. El plazo de ejecución es de 24 meses.