Si bien casi se está terminando la temporada, el arribar a un acuerdo les permitirá “saber que la temporada que viene se puede empezar a mandar mandarinas porque eso está todo aprobado. Es mucho más simple, simplemente falta que Brasil diga: sí, vengan”, explicó. Por otro lado, contó que buscan concretar convenios con Estados Unidos para concretar ventas.

Caprarulo dijo que ya está firmado el protocolo fitosanitario y que estuvieron los agentes fitosanitarios brasileños y recorrieron todo junto al representante de la Cámara. “Se fueron muy conformes, ahora falta el tema político”, aseguró.

Asimismo, aclaró que no pueden estimar cómo podría influir en el mercado y cuánto se puede llegar a exportar. “Los envíos uruguayos son importantes -ejemplificó-. Además por el flete que es de bajo costo, entonces ahí está la relación de costo-beneficio donde realmente uno puede obtener una diferencia que hoy está tan difícil con todos los fletes navieros y todos los costos y el valor agregado que uno debe sumar para llegar con una caja”, explicó.

Comentó, además, que “el riesgo a Brasil baja mucho yendo por vía terrestre”, y advirtió, de todas maneras, “que al principio va a demandar poco, pero después, una vez que vean la calidad y sanidad, se va a incrementar mucho”, finalizó.

A Estados Unidos

El director de la Cámara de Exportaciones de Citrus, contó que, “en Estados Unidos, una caja se está pagando, pese a la crisis, el doble de lo que se está abonando en Europa”, donde admitió que están “un poco fuera de la escala competitiva”. Asimismo, explicó que se trata de “un proceso a mediano plazo porque son muy difíciles para el acceso”.

Fuente: Federcitrus