Esta medida, que promete nacionalizarse, cuenta con el apoyo del sindicato de Camioneros, que lidera Hugo Moyano, y fue tomada tras el fracaso de las negociaciones que los transportistas mantuvieron el jueves último con funcionarios del gobierno bonaerense de Daniel Scioli para acordar la suba de las tarifas de fletes por el transporte de granos.

Desde la conducción de Fetra aseguran que “el paro será total” y que “abarcará a la totalidad del transporte de granos".

La semana pasada bloquearon y paralizaron las actividades en los puertos bonaerenses de Bahía Blanca, Quequén, Ramallo y San Nicolás para exigir a la administración de Daniel Scioli un incremento de 30 por ciento en las tarifas del sector y el control del cumplimiento de su pago por parte de los acopiadores de cereales. Las medidas se completaron con protestas a la vera de las rutas del interior de la provincia y piquetes en algunas vías ferroviarias, situación que generó malestar entre los gremios de esa actividad, que calificaron de “mafioso” el paro de los transportistas.

Los funcionarios del gobierno bonaerense se reunieron en jueves con los representantes de Fetra y se comprometieron a iniciar una ronda de negociaciones con los otros sectores involucrados en el conflicto, pero esa promesa no tranquilizó a los transportistas que optaron por endurecer las medidas.

“Ya tuvimos promesas de ese tipo, pero no sacamos nada en limpio”, se quejó el dirigente Miguel Betilli, titular de Fetra, tras el encuentro que mantuvo con los ministros bonaerenses de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich, y de Trabajo, Oscar Cuartango, y el director de Transporte provincial, Bartolomé Barreto, según informa el diario ‘El Cronista’. En esa línea, Pablo Agolanti, vicepresidente de la entidad, advirtió que las medidas “se van a profundizar hasta que tengamos una respuesta concreta a nuestros reclamos”.