“Hemos tenido varios feriados bancarios; hubo un corrimiento y nosotros nos atrasamos solamente para funcionarios políticos del Poder Ejecutivo, para empleados de la Legislatura y del Poder Judicial dos días como máximo, y en algunos casos, un día. No más que eso”, señaló y aseguró que al resto de la administración se les ha pagado “en tiempo y forma”.
“Esperemos que no se repita -dijo ante la consulta-. Porque acá lo que estamos explicando es una razón de tipo bancaria. Obviamente, yo no puedo en cuatro años decir si vamos a estar holgadamente bien de recursos. Esto sería tener la bola de cristal”, expresó.
En el corto plazo, dijo que ve “bien” la situación financiera de la provincia. “No veo complicaciones en el futuro inmediato. Todo depende de la macroeconomía -admitió-; si hay un decaimiento de la actividad económica, obviamente que eso se va a ver reflejado en el cobro de impuestos y en la actividad que podamos llevar adelante desde el Ejecutivo”.
Bonfatti negó que estén analizando la posibilidad de posponer la discusión salarial en el ámbito de las paritarias. “Nosotros nunca dijimos eso. En febrero se va a discutir la política salarial como todos los años”, aseveró.
Móviles policiales
El gobernador habló ayer con la prensa después de presidir un acto en el que se entregaron 14 móviles para el Servicio Penitenciario Provincial. La ceremonia se desarrolló frente a la Cárcel de Mujeres de esta ciudad, con la presencia del intendente José Corral; del vicegobernador Jorge Henn y del ministro de Seguridad, Leandro Corti, entre otros funcionarios.
Precisamente fue Corti quien destacó “la trascendencia” de la inversión que hizo la provincia en equipamiento, de casi cuatro millones de pesos.
“Hoy se visualiza un claro compromiso del gobernador y del vicegobernador de trabajar en forma conjunta con todos los actores gubernamentales y los distintos funcionarios de las fuerzas de seguridad en la cuestión de la seguridad pública como política de Estado. Y que esto se transforme en hechos concretos es una clara señal de que existe un real y firme compromiso en este sentido”, dijo el ministro.
Corti se dirigió después a los agentes penitenciarios, y enfatizó que “es fundamental hacer un uso responsable de esta planta automotor. Todos sabemos que ha costado mucho y hay que cuidarlo enormemente. Por eso siempre apelamos a esto: sean responsables, porque hay que valorar que estos esfuerzos no se podrán hacer todos los años”, destacó.
Los 14 vehículos adquiridos por el Ministerio de Seguridad se suman a otras seis unidades móviles que fueron destinadas por el gobierno al Servicio Penitenciario en los últimos cuatro años: dos ambulancias, dos minibuses y dos colectivos para el traslado del personal penitenciario que presta servicios en distintas unidades carcelarias, entregados entre 2008 y 2011.
Los vehículos que se entregaron demandaron una inversión de 3.997.413 pesos. Se trata de dos minibuses para el traslado de 19 personas cada uno, dos camionetas pick up, cinco minicelulares con capacidad para ocho detenidos y cinco custodios cada uno, dos minibuses para trasladar 16 internos y siete custodias, un automóvil y otro vehículo tipo master adaptado como ambulancia de emergencias.