Fue el propio Binner quien la semana pasada dio a conocer el hecho que ya despertó polémicas. Esta mañana, frente a la oficina del titular de Obras Pública, el radical Hugo Storero, intentaba ser recibido el secretario del sindicato de los trabajadores viales, Eduardo García, para defender la pertinencia de los nombramientos y advertirle a Binner que había cometido un “exabrupto”; que los trabajadores habían ingresado sin concurso, porque se trataba de hijos de empleados viales y de contratos de locación. 

En el primer piso, entre los pasillos de la Gobernación y del Ministerio de Gobierno, el propio Rafael de Córdoba prefería no hacer declaraciones periodísticas, y esperaba que le abrieran la puerta para estudiar -probablemente sin saber todavía que Binner le pediría la renuncia- qué salida administrativa se le encontraba a los contratos.

También en los pasillos, el vicegobernador electo y radical, Jorge Henn, evitaba pronunciarse con declaraciones valorativas sobre el caso. Finalmente, desde el corazón de la Casa Gris y en conferencia de prensa, el propio Binner actualizaba la polémica y anunciaba el pedido de renuncia a De Córdoba.

“De Córdoba se va porque realmente pertenece a mi partido, que de Martino se haga cargo la Unión Cívica Radical, dijo el gobernador santafesino, quien aclaró que entre el socialismo y el radicalismo “hay un común acuerdo. Por eso digo que lo que nosotros creemos es una falta grave de parte de Martino y de De Córdoba, de los dos. Pero no nos corresponde a nosotros la figura de Martino. Creo que sostenerlo a Martino será un problema de los radicales, no nuestro”.

Cristina Fernández vuelve a Santa Fe

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández, volverá el viernes a la provincia para presidir un acto en la ciudad de Las Parejas. Pero el gobernador Hermes Binner no estará esta vez como anfitrión. Según adelantó esta mañana, ese día prevé firmar un acuerdo con su par cordobés para la construcción de un futuro acueducto, y después, descansar unos días en la localidad cordobesa de Río Zeballos.

Fuente: El Litoral, Santa Fe