Hasta ahora los trabajadores aceiteros "tercerizados" (empleados de empresas contratistas) no han cobrado la primera cuota de $600 extra acordados entre gremio y empresas aceiteras (un bono anual de $1800 en tres pagos).

Visiblemente molesto con las empresas y las contratistas, Reguera manifestó que “están cansados de la discriminación que se hace a los trabajadores aceiteros que no son empleados directos de las empresas cerealeras/aceiteras.

"Ya nos había llevado una fuerte lucha lograr que esos muchachos cobren los mismos sueldos. Pero ahora esas empresas contratistas no les quieren pagar los $1800 como bono anual que acordamos hace pocas semanas para el gremio. Ahora suspendemos las negociaciones por el aumento de sueldo, que vienen bien. Paramos hasta que se termine esto de la tercerización. Queremos que todos los trabajadores aceiteros sean efectivos y todos seamos tratados igual." lanzó Reguera con determinación.

"Los compañeros que somos efectivos estamos bien, pero ahora tenemos que apoyar todos esta medida y terminar con esta diferenciación. Son aproximadamente 1000 trabajadores que vienen siendo tratados como de segunda. Nos cansamos de esta injusticia", finalizó.