En el último punto del calendario electoral antes de los comicios generales del próximo 23 de octubre, Soria alcanza el 49,11 por ciento, seguido por el referente de la Concertación para el Desarrollo y elegido del gobernador Miguel Saiz, que llegaba al 33,23.

En la provincia se había escrutado hasta el momento el 94,85 por ciento las mesas y en tercer lugar se ubicaba la referente de la Coalición Cívica-ARI Magdalena Odarda, con el 5,34 por ciento de los votos.

Según dato oficiales, en la provincia votó alrededor del 77 por ciento del padrón.

"Es una responsabilidad enorme terminar con este ciclo de 28 años", expresó Alberto Weretilneck, el candidato a vicegobernador por el FpV, al hacer referencia a la permanencia de la UCR en el poder desde el retorno a la democracia y al nuevo período que encarará su sector a partir del 10 de diciembre.

Weretilneck destacó el apoyo en General Roca, Bariloche, Cipolletti y todo el alto Valle y consideró que la ventaja era irreversible.

"Estamos muy contentos y comprometidos con el futuro de la provincia", enfatizó el compañero de fórmula de Soria.

En declaraciones a la prensa, resaltó el acompañamiento del gobierno nacional y manifestó que su espacio "fundamentalmente interpretó el sentimiento de cambio de los ciudadanos".

Según consideró, la victoria del FpV es "un golpe muy importante", teniendo en cuenta que el radicalismo no pierde una elección provincial desde el retorno a la democracia en 1983.

Para la celebración, viajó el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

"Siempre tuvimos el acompañamiento de la Presidencia", dijo Weretilnecky y resaltó que que "nunca existió" ese respaldo para Barbeito.

Cerca de las 20.00, con los primeros datos y la resonante diferencia, comenzaron los festejos en el local del Frente para la Victoria en Bariloche, Viedma y distintas localidades de la provincia.

La legisladora Silvina García Larraburu resaltó el triunfo y el "importante respaldo", al tiempo que manifestó que habrá que trabajar para levantar la provincia porque -según dijo- estuvo "mal gestionada" durante 28 años.

"Hay una voluntad de cambio en Río Negro y lo ha manifestado en las urnas la ciudadanía", agregó la legisladora.

El candidato a legislador por la Coalición Cívica ARI, Darío Rodríguez Duch, a su vez resaltó: "Siempre vamos con candidaturas propias y nos jugamos, sabemos que tenemos que luchar contra escenarios polarizados, acá es donde más se produjo la polarización, por efecto de un gobierno, que está en situación de riesgo, después de 28 años".

Al admitir la derrota, señaló que el ARI estaba compitiendo por el tercer lugar en la Legislatura, junto al Partido Provincial Rionegrino, y Unidos por Río Negro, que hasta el momento están en una situación de bastante paridad.