El líder del Frente Amplio Progresista (FAP) destacó, al hablar por radio Mitre, la intención de hacer "una posición responsable" marcando aquello en "lo que no estemos de acuerdo" pero con una actitud pro-positiva.

Con relación al tratamiento del Presupuesto Nacional 2012 que envió el Poder Ejecutivo al Congreso, Binner señaló que "no hay ley más importante" para una administración y consideró "una barbaridad" que el Gobierno tenga que recurrir a una nueva prórroga si el Parlamento no lo sanciona.

Sin embargo, el gobernador socialista advirtió que "el presupuesto se puede aprobar siempre y cuando se pueda abrir para verlo" y el oficialismo no intente imponer su sanción a "libro cerrado", porque si así fuera "no va a contar con el apoyo del FAP", avisó.

En ese marco, insistió que la fuerza apoyará lo que crea que es mejor para el país y marcará diferencias o presentará "alternativas" en los puntos en que esté en desacuerdo.

El proyecto de Presupuesto está en análisis de comisión en la Cámara de Diputados y todavía no hay fecha para tratarlo en el recinto, aunque la aspiración del kirchnerismo es lograr la media sanción antes de que termine el período ordinario de sesiones el 30 de noviembre.