Aunque el suyo era un triunfo anunciado, en el búnker de Víctor Fayad en el hotel Aconcagua festejaron el resultado de las elecciones y el intendente se mostró visiblemente emocionado. Los resultados dan una amplia ventaja al radical, que va por su tercer mandato al frente de la comuna que, desde 2007, se posiciona como la más próspera del país.

“Quiero agradecerles a Dios y a mi madre que esta por aquí. ¿Vieron como son las madres que siempre acompañan a los hijos en las buenas y en las malas?”, fueron las primeras palabras del radical. Fayad también agradeció a todos los que compitieron para la intendencia, y aseguró que “todos y cada uno” lo llamaron para felicitarlo.

Los resultados de las elecciones de intendente de Mendoza, vuelven a confirmar que Cristina Kirchner no logra extrapolar todos sus votos a los candidatos del Frente para la Victoria, como le ocurrió en la Capital Federal y en Santa Fe, donde fueron aplastados Daniel Filmus y Agustín Rossi.

Ahora ocurrió en la ciudad de Mendoza. Con más del 60 por ciento de los votos escrutados, el radical Víctor Fayad lograba su reelección por mas del 58 por ciento de los votos, contra apenas el 13 del kirchnerista Eduardo Hernández.

El triunfo le permitía al intendente obtener cinco de los seis concejales en juego.

“La participación ha sido similar a la de las Primarias”, afirmó el intendente reelecto. “Esto es contra quienes decían que a la gente no le interesaba. Nuestro vecinos quieren participar”.

Con el porcentaje logrado, Fayad incluso ganó el voto de quienes el 14 de agosto votaron a Cristina Kirchner y a Alberto Rodríguez Saa en las Primarias.

“Han priorizado la gestión local por sobre los intereses partidarios y esto habla bien de la sociedad”, dijo, confirmando indirectamente que fue acertada la estrategia de desdoblar las elecciones de las presidenciales, para no ser empujado hacia abajo por Ricardo Alfonsín.

En segundo puesto quedó Eduardo Hernández, del Frente para la Victoria, con poco más del 13 por ciento de los votos, quien apenas logró meter un concejal. Y en tercer lugar se ubicaba el socialista Alberto Montbrun.

Tercer período

Fayad asumió por primera vez a los 31 años como el intendente más joven del país y el que gana hoy es el tercer mandato –segundo consecutivo desde 2007-.

Polémico y muchas veces acusado de “totalitario”, Fayad se gano la preferencia de los vecinos de Mendoza apenas asumió, cuando aún estaba el recuerdo de una intendencia brillante en la década del ´80 que dejó como legado más recordado la Peatonal Sarmiento.

En esta nueva era, Fayad se enfrentó duramente con limpiavidrios, cuidacoches, vendedores ambulantes, motoqueros, vecinos de la Quinta y Sexta sección, y no se le salvaron ni los artesanos. Ordenó la Ciudad con medidas que fueron discutidas, pero que finalmente le valieron los votos que obtuvo hoy.

En una entrevista con el diario Los Andes la semana pasada, el intendente aseguró que se presentaba a otro período porque le faltan cosas por hacer, entre las que enumeró mejorar la seguridad y construir más ciclovías.