El reclamo de la CTA de Micheli se basó en la necesidad de "sostener el poder adquisitivo de las trabajadoras y trabajadores frente al aumento del costo de vida", de acuerdo con lo señalado en un comunicado.
La entidad destacó "tres componentes centrales" en las futuras discusiones:
“La recomposición salarial frente a la inflación del 25 por ciento, con lo cual la base del incremento "siempre debe ser el costo de vida de los trabajadores en nuestro país".
"En cada sector industrial y privado hay que tener en cuenta la participación en las ganancias empresarias de los propios trabajadores no sólo para recomponer poder adquisitivo sino para, efectivamente, mejorar nuestra calidad de vida", indicó la CTA.
"Que se incorporen mejoras en las condiciones de trabajo y de la salud de los trabajadores en términos de ampliar derechos laborales y cuidado del trabajador", finalizó la central.