La visita había sido pensada para que Cristina acompañara a las Abuelas de Plaza de Mayo, que recibirán el premio La Paz Félix Houphouët-Boigny, en la sede de la Unesco. La jefa del Estado partirá el sábado por la noche, y recién el lunes siguiente tendrá su primera actividad oficial con un encuentro en la embajada argentina en París para la presentación del Rally Dakar. El martes será la reunión con Sarkozy, en la que la Casa Rosada espera que se hable de la investigación del caso de las turistas francesas asesinadas en Salta. El miércoles acompañará a Estela de Carlotto a recibir el premio.

Una semana después, la Presidenta irá a Nueva York, para la asamblea anual de las Naciones Unidas. Aunque todavía faltan ultimar detalles, se espera que Cristina sólo esté un día allí. Después de la muerte de Néstor Kirchner, la Presidente prefiere evitar la semana de descanso que solían tomar con su marido en Nueva York. Por el momento, su estada se limitaría sólo al discurso en la asamblea general, sin actividades empresariales ni en universidades.