Con la totalidad de las mesas escrutadas, el oficialismo provincial logró poco más del 46,5% en la categoría senadores, seguido por el kirchnerismo, que cosechó el 33,7% y por la alianza Compromiso Correntino, que lidera el músico chamamecero Mario Bofill, con el 10,3%.

Por la Cámara baja, ECO obtuvo el 47%, delante del FpV, con el 34%, y del Compromiso Correntino, con el 9,31%.

En caso de ratificarse estos resultados, el frente de Colombi se quedará con 7 de las 13 bancas de diputados y con 2 de las 4 de senadores provinciales, conservando así la mayoría oficialista en la Legislatura provincial.

Con estos datos, el candidato a primer senador y presidente de la UCR provincial, Sergio Flinta, uno de los dirigentes más cercanos al gobernador, salió a adjudicarse el triunfo.

"La gente no es estúpida, sabe la diferencia entre una elección nacional y provincial", dijo a la prensa en relación a que el radicalismo pudo salir airoso de esta contienda, pese a que la presidente Cristina de Kirchner ganó en las primarias con el 64 por ciento de los votos en Corrientes.

Flinta sostuvo que los dirigentes del kirchnerismo local "han cometido un gran error porque al correntino no hay que subestimarlo", en referencia a que el Frente para la Victoria esperaba un triunfo tras los resultados de las primarias.

En tanto, el vicegobernador Pedro Braillard opinó: "La gente nos está dando su respaldo y esto nos anima a seguir trabajando con el mismo empeño".

Por su parte, el presidente del PJ y líder del kirchnerismo local, Fabián Ríos, salió a reconocer la derrota en una conferencia de prensa que brindó a las 22.00, en el búnker partidario.

"El Frente para la Victoria va a salir segundo en estas elecciones, aunque creemos que hicimos una buena elección", sostuvo Ríos.

"Estaremos en la Legislatura provincial mejor posicionados que actualmente porque tendremos más senadores y más diputados", señaló y agregó: "Hicimos una buena elección y ahora tenemos que ver que tenemos que mejorar porque el 23 de octubre tendremos que elegir nuevamente por el modelo nacional y popular de la Presidenta".

El kirchnerismo tuvo un mal desempeño en la Capital provincial, que concentra el 35 por ciento del padrón, pese a que el intendente es Camau Espínola, que tiene el respaldo de la presidenta de la Nación.

Colombi es el único gobernador radical que no está alineado al gobierno nacional, aunque en los últimos días dijo que su relación Cristina seguirá siendo "muy positiva" después de estos comicios.