La idea sería usar la mayoría que el oficialismo tendrá después del 10 de diciembre para que cumpla ese trámite y también sancionar el paquete tributario ansiado por el Gobierno. Incluye la prórroga de la emergencia económica y de los impuestos al cheque y los cigarrillos.

Pichetto dejó en claro esa intención en la reunión de bloque realizada ayer (02/11) al mediodía para despedir a los legisladores que dejan su banca. Además, anunció que los senadores electos jurarán el 30 de noviembre.

El presupuesto todavía está en diputados donde se trataría durante noviembre, también con la seguridad de su aprobación en general, por aviso de la UCR. Pero el radicalismo aclaró que no tendrá el mismo gesto con el paquete económico.

Con este escenario, Pichetto y Agustín Rossi, jefe del bloque de diputados, se reunieron ayer y acordaron sólo acelerar el presupuesto y esperar a la renovación del 10 de diciembre para juntar voluntades que faciliten las leyes económicas.

De ahí que en el Senado podrían resolver todo en una misma sesión y con la mitad del recinto nuevo. De hecho, aspiran a contar con 32 votos propios y 5 aliados fijos, además de la ayuda de Carlos Menem.

En Diputados, mientras tanto, los números le dan a Rossi más de 130 votos con propios y aliados, suficiente para juntar la mayoría.