El líder cooperativista resaltó que los temas más urgentes son “la búsqueda de mercados transparentes para la comercialización de trigo y maíz” y “la suba de costos en la actividad lechera”.

En este último caso, Garetto consideró que “hay que darle previsibilidad a actividades que tienen un ciclo biológico que va más allá inclusive de un período presidencial, como el caso de la lechería, de la ganadería”.

Para el titular de Coninagro, “hay que trabajar en esas políticas de Estado de largo plazo, y acompañarla con algunas reformas estructurales que pasan por la política comercial, la política impositiva, el uso y tenencia de la tierra, el tipo de cambio, el financiamiento”.

“Articular esas normativas sin duda va a contribuir a corregir algunas distorsiones y nos va a posicionar nuevamente en un esquema de mayor productividad. Esto es clave, porque significa más empleo en el interior del país, y eso es una maya de contención social importante” continuó durante una entrevista con la agencia DyN.

Garetto recordó que su entidad presentó el documento “La política y el campo” donde propone las medidas que debería adoptar el Gobierno nacional.

Dijo, en este sentido, “hay que hacer correcciones en la política comercial porque la formación de los precios es importante. El precio es el mayor incentivo para la producción. Como primera medida hay que rever la política comercial, que transparente los mercados, que la formación de los precios este articulada con los precios internacionales”.

“Hay que rever el sistema tributario para que deje de ser un castigo a la producción y pase a ser un incentivo. Hay que generar un sistema financiero que deje de ser especulativo para que se transforme en una verdadera herramienta para la inversión, la capitalización, la tecnología”, añadió.

También, asintió, “hay que hablar del tipo de cambio, que le devuelva competitividad a los sectores pero que tampoco afecte los recursos de los que menos tienen. Pero esto se logra con consensos, no se logra imponiendo”.

Garetto destacó que “si al campo lo dotamos de una serie de herramientas, su potencialidad va a permitir mejorar la situación de los argentinos porque le va a permitir más ingresos al gobierno, y con ellos va a poder atender mejor la salud, educación, seguridad”.

Fuente: El Enfiteuta