"Todavía (los miembros del MIJD) no decidieron si aceptan que renuncie. Pero yo soy la que pido poder renunciar para que esté mi líder ahí", sentenció Pucheta, en declaraciones por Radio 10.

Sin embargo, Castells dijo por la misma emisora que la dirigente "no va unos días para dejarme la banca a mí, sino que va para ser una diputada nacional que no termine siendo como montones que pasan sin pena ni gloria".

Pucheta asumió este martes en la Cámara baja y Castells protagonizó incidentes en la puerta del Congreso porque las autoridades no lo dejaron entrar a presenciar la jura de la flamante legisladora del MIJD.

La mujer explicó que siempre sostuvo que "iba a renunciar para que asumiera Castells", pero no se pudo concretar esa dimisión, ya que no se respetaba la Ley de Cupo femenino.

"Yo sigo con la misma postura", indicó la mujer, mientras Castells aseveró que finalmente será jefe de asesores de la legisladora.

Castells destacó la presencia de Pucheta en el Congreso porque "es una mujer brillante, quien levantó algodón en el Chaco".

"Es obrera, se van a llevar una sorpresa porque es una dirigente brillante. No va ir uno días para luego renunciar y dejarme el cargo a mí", puntualizó el titular del MIJD.

Castells insistió que de "los 100 mil pesos que cobre el bloque del MIJD en el Congreso, tres mil serán para la diputada, otros tres mil para el asesor legal Adrián Morales, y el resto será distribuido mensualmente para hacer obras y atender necesidades y no para curros individuales".

Además, Castells sostuvo que Pucheta no se pasará al kirchnerismo, al remarcar: "Olvídensen de eso. Tenemos integridad y despreciamos las actitudes prostibularias de todos lo que van con los gobiernos a cambio de plata".

"Nos hemos mantenido en el desierto sin tener nada del Gobierno para no ser oficialista", expresó el dirigente, quien ironizó: "Pucheta ni le dará un piquito a los ministros".