Puntualmente Carrió reconoció “lo mucho que me ayudó Patricia Bullrich. La quiero reivindicar porque no hubiera tenido que ser así, no hay que buscar un chivo expiatorio. Patricia es una gran trabajadora de la mañana a la noche”.

De la misma manera reivindicó al nuevo titular de la Coalición Cívica, el diputado Adrián Pérez, de quien anticipó que será “un gran líder de este partido”.

Empero, aclaró que ella quiere “libertad para estar con todos sin excluir a nadie” porque no cree “en los tribunales ideológicos”. La referencia tiene que ver justamente con la decisión de apartar al partido de Patricia Bullrich, Unión por Todos, ante lo cual dijo que respeta la decisión del partido, “pero quiero y voy a estar con todos. No cuenten conmigo con el cinismo hipócrita de darle el saludo a algunos mediocres que quieren hacer un partido chiquitito y que le temen a la participación”.

En ese sentido recomendó que “no se metan en el kirchnerismo menor de discutir quién es más progresista, porque nadie tiene que reivindicarse de lo que siempre fue. ¿A mí qué me preocupa que me digan dónde estoy si las leyes que reivindica la izquierda son de mi autoría?”.

“Los obsecuentes se van rápido y los leales son los que se quedan a cuidar los principios”, sostuvo Carrió, que aclaró que es buena su relación con Adrián Pérez.

“Con Adrián estamos bárbaro y nos quieren separar y yo tengo la seguridad que Adrián Pérez va a ser un gran líder de este partido. Se van a corregir errores, se van a corregir aciertos pero yo estoy orgullosa que a diez años de la fundación haya una nueva conducción y que el secretario general sea uno de mis hijos más mimados y más queridos”.

Una década atrás, el ARI celebró su congreso fundacional en La Emilia, en el partido de San Nicolás, en el que Carrió pronunció un discurso que se considera la matriz ideológica del partido, aunque esta vez también aprovechó la oportunidad para pedir "perdón de corazón" por todos sus "errores".

Por esos tiempos el ARI contaba con 13 miembros en la Cámara baja, liderados por la entonces radical Elisa Carrió (UCR) y el socialista Alfredo Bravo.

La bancada del ARI se integraba entonces por Carrió, Bravo, Rivas, Héctor Polino, Oscar González (PSD), Juan Domingo Zacarías (PJ disidente), Fernando Cantero (UCR), Eduardo Macaluse, Marcela Bordenave, Elsa Quiroz, Jorge Giles (Frepaso), Mario Bonacina y Raúl Gallego (Frente Cívico de Santiago).