"No se detiene a una persona sin autorización o pedido de la Presidenta y del Jefe de Gabinete (Aníbal Fernández)", aseguró la diputada, al recordar la detención -y posterior liberación- del sindicalista ferroviario Rubén Sobrero, en el marco de la causa por la quema de vagones del tren Sarmiento.

Por otra parte, Carrió adelantó que mañana presentará nuevamente el proyecto de ley para impulsar el 82% móvil en las jubilaciones, tras vencerse el plazo del un año del veto presidencial que tenía esa iniciativa.

"Oyarbide no puede detener ni a Moyano, ni a Jaime, ni a todos los que se robaron el país, pero sí puede avanzar sobre sindicalistas opositores y después lo van a hacer sobre políticos opositores y después sobre periodistas opositores", afirmó Carrió.

La líder de la Coalición Cívica señaló que esa situación "preanuncia el día después de Cristina Kirchner", en el que lo que estará prohibido será "la disidencia".

Respecto al 82 por ciento móvil, Carrió indicó que mañana volverá a presentar en la Cámara baja el proyecto que impulsa su bloque y ratificó su "compromiso con el cuidado y control de una caja que se está vaciando aceleradamente que es la de los jubilados".

En una conferencia de prensa el instituto Hannah Arendt, en Rivadavia 1479, la líder de la CC señaló que el dinero para solventar la iniciativa saldrá "de lo que el Gobierno le roba a los jubilados".