Luego Binner participó de un encuentro con más de 600 jóvenes que colmaron el salón de la Reforma Universitaria para escuchar al candidato frentista.

En ese marco, Binner se refirió a la situación que atraviesan los jóvenes en la actualidad: “Nos duele que haya un millón de jóvenes sin trabajo”, dijo, y agregó que “el FAP viene a trabajar para que en la Argentina se reconcilien la ética y la política”.

“Hay principalmente tres cuestiones que no se están abordando y sobre las que faltan políticas. En primer lugar, la inflación, que es un problema muy grave, es el impuesto más injusto que existe porque recae en los sectores de ingresos fijos. El Indec es un tema sobre el que el gobierno nacional no está haciendo nada”, sostuvo.

“Por otra parte, tenemos el problema de la inseguridad, que nos coloca ante una situación de indefensión porque no hay una política de seguridad integral que incorpore a todos los sectores involucrados. Es un problema de tal complejidad que hace falta abordarlo como política de Estado. Hace falta un mapa de delito del país. Y en relación a los hechos que involucran el secuestro de personas, es necesario crear una institución anti-secuestros para trabajar coordinadamente y a fondo, y resolver cada caso que se presente”, señaló Binner.

“Otro problema importante es el de la vivienda, porque se aleja cada vez más a los sectores que antes podían ingresar al circuito, y se incrementa la demanda, que hoy supera los 3 millones en todo el país”, comentó el candidato presidencial del FAP.

Más temprano algunos medios nacionales había consultado a Binner sobre el Plan Estratégico Agropecuario anunciado por el gobierno nacional: “La única provincia del país con un plan para el agro es precisamente Santa Fe, que lo tiene desde abril de 2008. Muchos de lo que tiene el plan santafesino está en el plan nacional, pero faltan algunas cuestiones que son importantes y que creo que habría que incluir, como por ejemplo la conformación de un Consejo Agropecuario ampliado para permitir la participación de la sociedad civil. Hoy todas las instituciones vinculadas a las distintas ramas de la actividad agropecuaria tienen implicancias en la sociedad, más allá de los problemas propios del sector. Por eso hace falta integrar a la sociedad civil. También habría que contemplar el aumento de la producción con un plan de infraestructura vial y ferroviario", señaló.