"Pero no me voy a prestar a estas confusiones institucionales que tanto mal le hacen al país", siguió posteando el gobernador, e insistió: "Voy a reiterar mi invitación pública a un diálogo nacional abierto y plural entre todos los actores políticos y sociales".

No conforme con lo twitteado, Binner escribió: "Asistimos sabiendo que no podríamos hablar", pero aclaró Binner que igual acudió al acto de Venado Tuerto "por respeto hacia los ciudadanos de esta provincia; debemos hacer cumplir el protocolo y la institucionalidad".

La relación entre la presidenta y su rival en las elecciones se deterioró tras la denuncia de clientelismo sobre los K en Santa Fe, pero en cada acto que coinciden parece empeorar. "No nos quieren escuchar, solo se escuchan ellos", insistió el referente del Frente Progresista en Twitter.

Por la mañana, volvió ayer a pedirle a Cristina Fernández que convoque a un "diálogo multisectorial" para analizar los "graves problemas que afronta el país" y le preguntó: "¿No considera que habría que acordar políticas nacionales antes de que todo empeore?".

En una solicitada el candidato a presidente del Frente Progresista recordó la carta que hace un mes le envió a la jefa del Estado en la que le reclamó la convocatoria a un "diálogo nacional".

En tanto, el presidente del bloque del Frente para la Victoria en Diputados, Agustín Rossi, destacó que la presidenta "haya decidido anunciar lo que significa el Plan Industrial en Venado Tuerto, es algo que me parece que es un fuerte reconocimiento a la capacidad industrial de la provincia de Santa Fe".

Con respecto a la solicitada de Binner, Rossi respondió que "hay hechos que se generan en el marco de una campaña electoral".