En el marco del cierre de campañas presidenciales de cara a las elecciones generales del próximo domingo, el candidato del Frente Amplio Progresista (FAP), Hermes Binner, insistió hoy en que la fuerza política que encabeza “es la única opción” contra la continuidad del kirchnerismo y destacó que propone un modelo “sin confrontaciones”.

“Hay dos opciones: una de continuar con lo que es el modelo K, y otra que es la que proponemos nosotros”, enfatizó el dirigente socialista y actual gobernador de Santa Fe.

A cinco días de los comicios nacionales, el gobernador socialista remarcó que “hay dos planes diferentes, dos proyectos muy diferentes” entre los que la gente elegirá.

En declaraciones radiales, Binner fundamentó su rechazo a la formación de un frente que agrupara a todas las opciones opositoras, ya que -a su entender- “hay que diferenciar, hay una idea que lo que importa es derribar al que va primero”.

Según señaló el gobernador, existe la necesidad de “plantearlo desde el punto de vista de las propuestas, no de las protestas”.

“Se justifica la unión de la oposición si estamos frente a un gobierno dictatorial. Pero no es lo que ocurre en el país. En democracia se ofrecen varias opciones. Nosotros estamos de acuerdo con varias cosas que hizo el Gobierno, y en desacuerdo con muchas otras”, enfatizó Binner.

Además, en una extensa entrevista detalló algunas de las propuestas de gobierno en temas clave como la seguridad y la economía.

“Tenemos que reconocer que hay inseguridad. Debemos tener opciones muy claras para afrontar el delito, el narcotráfico. Hay que trabajar también para darles oportunidades a los jóvenes, para que tengan la posibilidad de realizarse”, detalló Binner, que ya inició una serie de actos para cerrar su campaña nacional.

Sobre la economía, el candidato presidencial del FAP aseguró que “nadie cree que la de Argentina esté blindada” ante la crisis financiera internacional.

“Es una economía que marcha con elementos externos que ayudan, pero no es la solución que necesita el país. Lo que hay que pensar es, primero, en cuáles son nuestros productos primarios, y luego en industrializar esos productos, en el mismo lugar en el que se producen”, indicó el santafesino.

A su entender, uno de los desafíos es ver “cómo se le agrega valor a los productos primarios, porque por ahí pasa la gran posibilidad de la Argentina”.