“El gobierno nacional estaba preparando una serie de medidas, algunas de las cuales quienes analizábamos la situación económica  considerábamos que había que tomar. Nosotros creemos que hay que sincerar el tema de los subsidios, ver qué se puede hacer con Aerolíneas, una empresa que necesita más que inversión”, analizó.

Binner consideró que “hoy lo más importante es ver cuál es la realidad, que no es tan mala, pero tampoco tan buena como se la dibujaba en la campaña electoral”

Para el gobernador santafesino “tenemos varios problemas por delante: económico, político y social, desde el punto de vista del respeto a  los derechos de la gente. Son parte de una Argentina que tiene que cambiar”.

“Tenemos en que abordar el tema de la inflación, que perjudica a dos puntas: los que viven de sueldos fijos que la sufren cuando se encuentran con aumentos en los productos que necesitan, y por otro lado, al no haber confianza, tampoco hay reinversión de lo producido”, detalló.

 “Frente a estos problemas reales, no hay otra forma de solucionarlos que no sea con el diálogo. Por eso en nuestro programa de gobierno auspiciamos la creación de un  Consejo Económico y Social que siente a las partes, y les diga «Vamos a dialogar: esta es la Argentina que tenemos, cómo hacemos para superar esta situación»”, continuó Binner.

“Las elecciones ya pasaron -agregó el referente del FAP- y conocemos sus resultados, no es un debate que esté sobre la mesa. Pero veamos con todos los sectores de la producción y el trabajo cómo hacemos para bajar la inflación a un dígito, que es algo que nos va a llevar por lo menos tres años”.

“Lamentablemente la presidenta Cristina Kirchner no ha salido del discurso crispado, y la Argentina no es blanco o negro, es celeste y blanco. Ahora hay que ver cómo se construye, y construir significa convocar a los sectores sociales y productivos, y también a la oposición”, concluyó Binner.