En Mendoza, un motociclista de 29 años y un suboficial de Gendarmería fallecieron en distintos accidentes ocasionados por las fuertes ráfagas de viento que afectaron esta provincia.

Voceros policiales informaron que el uniformado murió cuando una camioneta que transportaba a cinco gendarmes cayó en un barranco en Tupungato, 78 kilómetros al sur de la capital provincial.

En tanto, cuando el viento azotó al Gran Mendoza, una pesada rama cayó sobre la cabeza del motociclista Cristián Romero, de 29 años, en la esquina de Costanera y San Luis, y lo mató.

Las ráfagas de viento cálido del norte y oeste se intensificaron en el centro-norte mendocino y provocaron además de súbito ascenso de la temperatura, daños materiales en las ciudades de Tunuyán y Tupungato, con otros accidentes viales sin víctimas fatales en rutas y la caída de árboles y cableado de energía eléctrica.

Las oficinas de Defensa Civil de las comunas del Valle de Uco (Tunuyán, San Carlos y Tupungato) en el centro geográfico de la provincia informaron que las ráfagas de viento Zonda cobraron fuerte intensidad y gran polución de tierra.

También causaron algunas voladuras de techos, caída de árboles y cableado de energía eléctrica. La comisaría 13 de Tunuyán alertó a los conductores sobre la poca o nula visibilidad en la ruta nacional 40 donde una camioneta Toyota chocó a un camión desde atrás, y al menos una persona resultó herida.

Las tormentas afectaron, además de Mendoza y Rosario, distintas ciudades de la provincia de Córdoba y de Buenos Aires.

En el caso de Rosario, hubo al menos 25 personas que resultaron heridas en la zona donde se llevaba adelante el Encuentro de Colectividades, luego de que cerca de la medianoche de hoy se iniciara un fuerte temporal de lluvia y viento, que alcanzó ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora. Las víctimas sufrieron politraumatismos leves al quedar bajo la carpa que se vino abajo.

Por otro lado, en Córdoba el temporal de viento, agua y granizo se abatió en las últimas horas sobre una amplia zona del sur y centro de la provincia. En Villa María y su zona de influencia hubo voladura de techos, caída de árboles, cortes de luz y dos familias que debieron ser evacuadas. También se produjeron lluvias en la zona de Calamuchita, Alta Gracia, Villa Dolores y localidades de Traslasierra y en el valle de Punilla. En esa zona, de acuerdo con lo indicado, los rayos provocaron cuatro incendios de campos.

En tanto, en la provincia y en la Ciudad de Buenos Aires, el temporal afectó diversas localidades. Inundaciones, caídas de árboles y voladuras de techos figuran entre las consecuencias.