La inflación de diciembre fue del 0,8% para el INDEC y de esa manera, los precios treparon 9,5% durante 2011 para el organismo oficial. Las consultoras y los institutos de estadísticas provinciales calcularon que el costo de vida aumentó más del doble durante el año pasado.

Por quinto año consecutivo los datos del INDEC sobre la evolución de precios distaron de asemejarse a los cálculos de los privados o de los institutos provinciales. Para la lente oficial, la inflación del año pasado fue del 9,5% y los alimentos treparon 7,5% durante los últimos doce meses. La indumentaria aumentó 21,25% y la atención médica y gastos para la salud 13,3% para el organismo.

Las consultoras, que difunden sus estimaciones a través del Congreso para no sufrir más sanciones del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, calcularon que la inflación del año pasado fue del 22,8%. Para los privados se desaceleró el alza del costo de vida durante octubre y noviembre, pero por las compras navideñas pegó un leve salto durante diciembre.

El cálculo de las consultoras es similar al que estiman los institutos de estadísticas provinciales. Durante los primeros once meses del año, ellos calcularon que los precios aumentaron entre 18 y 22 por ciento durante el año pasado.

Los trabajadores del INDEC nucleados en ATE volvieron a realizar un abrazo simbólico al edificio ubicado sobre Diagonal Sur para "para repudiar la manipulación y la violencia laboral que soportamos quienes no somos cómplices de la mentira".

Uno de los principales cuestionamientos a las autoridades es que en mayo de 2008 dejaron de publicar el precio promedio de distintos productos. "La publicación de los precios hacía más evidente que no se estaban usando para el cálculo del IPC los precios efectivamente recolectados por los encuestadores en las góndolas como reza la metodología sino que, como mínimo, había una fuerte tendencia a considerar los precios acordados (en gran medida inhallables)", estimaron los empleados que están en contra de la gestión actual.

Estos empleados realizaron un ejercicio teórico a partir del último precio promedio que publicaron y le fueron aplicando las distintas variaciones que publicó el INDEC. De esta manera, para el organismo oficial el kilo de pan flauta debería costar $3,70 mientras que en abril de 2008 se conseguía a $2,96. La docena de facturas estaba $5,8 a comienzos de 2008 y ahora debería conseguirse en promedio a $7,20, mientras que el kilo de asado tan solo $12,3 (antes $9,53).