Para la soja, las condiciones en general no son buenas, sobre todo por el retraso de las siembras de segunda en donde está en riesgo de alcanzar la cobertura total de intención. Respecto a la cosecha de trigo, los rindes se ajustan a 29,2 quintales por hectárea y se estima una producción de 13,7 millones de toneladas, algo superior a la última estimación aunque inferior a la de la campaña 2010/2011 (14,3 millones).

La Guía Estratégica para el Agro (GEA) acaba de lanzar su nueva estimación mensual nacional para las campañas de maíz, trigo y soja. En maíz se percibe un escenario complicado con una baja significativa en el volumen comercial a recolectarse. La proyección se ubica en 21,4 millones de toneladas frente a la proyección inicial de 26 M de tn. Las severas restricciones hídricas a las que estuvo sometido el cultivo durante su etapa de floración haría retroceder el rinde promedio a 60 quintales por hectárea, cuando las expectativas iniciales apuntaban a superar los valores promedios de producción de 69 qq/ha.

“De esta manera, el rinde promedio maicero 2011/12 quedaría situado entre la dramática cosecha del 2008/09 y la campaña anterior 2010/11”, informaron desde GEA. En cuanto a la superficie que no ingresaría a uso comercial ascendería a 900 mil hectáreas sobre las casi 4,5 millones de hectáreas que estarían sembradas. Sin embargo, desde la Guía Estratégica señalaron que “la campaña continúa y los ajustes estarán condicionados a la evolución del régimen de precipitaciones”.

Para la soja, las condiciones tampoco son demasiado alentadoras debido al retraso de las siembras de segunda como al aspecto de los lotes de primera en algunas áreas. “En el primero de los casos, está en riesgo alcanzar la cobertura total de intención. Las lluvias de principios de enero fueron muy importantes, pero muchas zonas quedaron fuera de las zonas que se beneficiaron con más de 40 a 50 mm.”, señala el informe.

En cuanto al trigo, la continuidad de la cosecha produjo pocos cambios en los rindes estimados y se ajustan a 29,2 quintales por hectárea, frente a los 29,0 qq/ha del mes pasado. De esta manera, se estima una producción de 13,7 millones de toneladas de trigo 2011/2012, volumen que aumenta en algo menos de un millón a la última estimación aunque sigue siendo una cosecha inferior a la de la campaña 2010/2011 (14,3 M de tn). “El cambio en la cifra de producción está dada sobre todo por un ajuste de superficie”, señalan desde GEA.