El funcionario ratificó que desde el 1 de enero próximo los usuarios de Belgrano, Núñez y Recoleta, y la zona norte del Gran Buenos Aires recibirán una declaración jurada de quita de los subsidios que reciben en electricidad, agua y gas.

Baratta insistió que "a los jubilados no se le quita ningún subsidio" y manifestó que los usuarios de servicios públicos que viven en villas y quienes perciben asignación familiar "van a mantener el subsidio ".

Por otra parte, explicó que a la fecha renunciaron al subsidio a los servicios de electricidad, gas y agua un "número importante" de "16.200 usuarios", aunque reconoció que desde el ámbito oficial "obviamente esperábamos más".

Baratta estimó que el trámite para sumarse a este listado a través de internet es "rápido, ágil y dinámico" y estimó que las autoridades nacionales tendrán un "criterio amplio" para recibir a los usuarios que estimen que sus "ingresos familiares resultan insuficientes" y deben seguir recibiendo el subsidio.

Aseguró que desde Planificación Federal "no le damos un número" tope para estipular el nivel de ingresos requerido para renunciar a estos beneficios y expresó que el gobierno prevé "abrir oficinas en el Ministerio, distribuidoras y también en entes de control para que usuarios hagan consultas".