Los hechos se registraban en la Plaza de Mayo luego de que unos 700 obreros de un complejo habitacional en construcción financiado por la Fundación de Madres de Plaza de Mayo denunciaron que fueron "despedidos" sin cobrar la indemnización correspondiente.

Según publica Infobae, la Infantería debió intervenir para evitar enfrentamientos entre los manifestantes y las personas que acompañaban a las Madres, y se vivieron momentos de tensión.

"Nosotros queríamos llegar a Hebe para que nos diga cómo se va a solucionar esto. Nosotros somos 250 compañeros que hace seis meses no cobramos ni un peso", declaró una de las mujeres que participó de la protesta que, según indicó, trabajó en obras de las Madres en Almirante Brown.

Otros trabajadores intentaron acercarse a la titular de las Madres, Hebe de Bonafini, para mostrarle una carpeta con papeles entre los que se encontraban telegramas de despidos.

José, un trabajador del obrador de Almirante Brown, se quejó en Radio 10 de la forma en que se frenó la protesta. "Ellas se quejan por los militares y hoy acudieron a las botas para echarnos de la Plaza", declaró en alusión a la intervención policial.

"Bonafini nos dice que le reclamemos a Schoklender ¿Cómo le vamos a pedir a él? Ella es la titular de la Fundación y nos tiene que pagar como corresponde", señaló indignada una de las manifestantes

"Se lavan las manos, nadie nos da respuestas", agregó otro de los ex empleados.

Esta no es la primera vez que los trabajadores encaran a Bonafini con sus reclamos. De hecho, en otra de las rondas de los jueves las Madres ya habían sido soprendidas por la protesta, y Bonafini mandó a los trabajadores a que lleven sus protestas a Sergio Schoklender, el ex apoderado de la Fundación que está siendo investigado en la Justicia por presunto manejo irregular de los fondos destinados para viviendas sociales.