Por esa pelea estuvieron bloqueadas las terminales portuarias de Buenos Aires, Rosario, Quequén, Bahía Blanca, Ramallo y San Nicolás. "Con esta medida –explicó el secretario de Transporte– se busca evitar malos manejos y mayor transparencia en el trasporte de granos, una de las actividades más rentables de la Argentina. Hay que pensar un sistema desde todos y el rol del Estado es equilibrar las cargas", sostuvo Schiavi.

El acuerdo tendrá como sustento el Código de Trazabilidad de Granos, que consignará automáticamente la tarifa consensuada por la secretaría y Fetra.

También se conformó una comisión de trabajo encargada de estudiar un sistema de distribución de cargas en épocas de pos cosecha, procurando encontrar mecanismos que garanticen una distribución equitativa.

Y se abordarán los pedidos de garantizar requisitos mínimos de salubridad, seguridad e higiene en los sitios de carga y descarga; la prohibición de fumigar sobre camiones; la seguridad en inmediaciones portuarias, y la mejora en los accesos viales a las terminales portuarias. La secretaria y la Fetra acordaron impulsar una ley nacional de Transporte de Granos.