El reclamo de Piumato fue tácitamente avalado por la Corte Suprema de Justicia, al difundir este mediodía una nota fechada el 12 de diciembre pasado en la que reclamaba los fondos a la Jefatura de Gabinete.

Reproduciendo términos de una nota anterior, el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, reclamó "las modificaciones presupuestarias pertinentes para sustentar el otorgamiento de un adicional… para todas las categorías del escalafón del Poder judicial a partir del 1° de octubre".

Esta mañana, mediante un comunicado, la UEJN recordó que la pauta salarial para 2011, acordada por Piumato con el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, "consistió en el pago de un incremento salarial de un diez por ciento retroactivo al 1° de marzo y un diez por ciento acumulativo al 1° de mayo, quedando pendiente completar la etapa final de la pauta salaria, acordada en un diez por ciento".

"El trámite de autorización de la partida presupuestaria correspondiente para otorgar el pago a dicho aumento presentaba retraso y dificultades debido al proceso de recambio institucional, lo que acarreaba dilaciones… por lo que la Comisión directiva nacional decretó estado de alerta y movilización hasta el 10 de diciembre, en espera de la pronta resolución del tema", añade el documento.

La liberación de la partida para el pago del incremento salarial depende de la Jefatura de Gabinete, hoy a cargo de Juan Manuel Abal Medina, quien sólo debe autorizar el pago, ya que los fondos están disponibles en la Justicia, según se explicó.

En la nota que le remitió el 12 de diciembre, Lorenzetti expresó a Abal Medina que "para atender lo solicitado la jurisdicción cuenta con recursos financieros suficientes, por lo que no se requiere aportes del Tesoro Nacional".

Pese a ello, el pago no fue autorizado, por lo que "ante el retraso de la modificación de las partidas presupuestarias, no habiendo fecha de pago del diez por ciento acordado, la UEJN convoca a un paro nacional para el martes 20 de diciembre".

En la Ciudad de Buenos Aires, el cese de actividades se producirá a las 9 con movilización al Palacio de Tribunales, en tanto que en el interior del país la modalidad del paro será de 24 horas.

"Luchamos por lo que legítimamente nos corresponde, en defensa de nuestro salario, porque estamos convencidos de que debe existir equidad salarial dentro de la Justicia", concluye el comunicado.