“Esta actitud mafiosa empresaria de la Fe.Tr.A. tiene como fin impedir el paso de trenes de carga coartando automáticamente el derecho al trabajo de nuestros afiliados”, sostuvo Maturano.

“La Fraternidad reitera su enérgico repudio a la actitud coercitiva y cuasi-mafiosa de quienes habiéndose beneficiado durante décadas con los fletes de frutas, hortalizas, lechería, hacienda y granos a partir del desmantelamiento de la industria ferroviaria, intentan hoy mediante el sabotaje, la extorsión y la prepotencia violentar nuestro derecho al trabajo, bajo el falso argumento de una medida gremial”, argumentó el gremialista.

La Fraternidad reiteró que “no está dispuesta a tolerar semejante actitud, si la misma es aceptada por las autoridades, habilita a similares medidas de nuestra parte con el corte de rutas, pasos a niveles, ingresos a puertos y terminales de cargas y descargas como mecanismo de protesta”, advirtió el dirigente, quien resaltó que “La Fraternidad cumplió 124 años de vida y sabe la diferencia entre la actividad gremial y el delito”, finalizó.

A su vez la Fe.Tr.A. sostiene públicamente como argumento que "el sector del autotransporte de granos se encuentra en estado de emergencia y es imperiosa la necesidad de encontrar soluciones a nuestro reclamo para que se legalice una tarifa sostén y obligatoria para los fletes en la provincia de Buenos Aires".