Apenas Bonafini descendió de la camioneta que la trasladó a la Plaza un reducido grupo de trabajadores intentó llegar hasta ella para reclamarle por la falta de pago de sus haberes por la construcción de viviendas sociales.

Sin embargo, los encargados de la custodia de las Madres se lo impidieron y, entre gritos, los trabajadores se hicieron a un lado con la promesa de que una vez que terminara la ronda podrían hacer llegar su protesta, algo que finalmente no fue cumplido.

Luis Aranda, uno de esos trabajadores, dijo a Noticias Argentinas que "hace nueve meses" comenzaron a reclamar por sus sueldos y que la única respuesta de Bonafini "fue que le fuéramos a cobrar a (Sergio) Schoklender". Aranda, quien mostró uno de sus recibos de sueldo a nombre de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, exhibió el detalle que mostraba que le quitaban 200 pesos por quincena que "nunca fueron aportados".

Los trabajadores tuvieron un párrafo especial durante el discurso post-ronda de Hebe, donde fueron calificados como "pelotudos" por la titular de las Madres.

"Los miércoles todos salen a escribir algo sobre nosotros para que el jueves vengan cuatro pelotudos a reclamarnos una plata que no tenemos. No tenemos plata porque hasta el último peso lo gastamos en pagar a los trabajadores que tuvimos que echar", indicó. Y agregó: "¿De dónde quieren que saquemos la plata? No vamos a robar como los Schoklender para pagarles a ellos. Si no pagamos es porque no tenemos, no porque somos unas turras que nos quedamos con la plata".

Por último, cargó contra los periodistas luego de que uno grupo de sus custodios impidió a un par de fotógrafos, entre ellos el de la agencia nacional Noticias Argentinas, acercarse a Hebe. "Les pido a los periodistas que tomen conciencia que los compañeros nos cuidan, por eso cuando se arriman demasiado les piden que nos dejen un espacio, para que podamos respirar, para no tropezarnos, no caernos, porque venir a la Plaza es un gran esfuerzo y si hay periodistas que nos van empujando para sacar una foto que no nos sacaron cuando veníamos solas y nos cagaban a palos los milicos, quieren sacar ahora que nos degradan", dijo.

"Lamento que haya gente joven que se preste a esta basura, lamento que los periodistas se sientan periodistas haciendo mierda, buscando que nos agredan. Lamento que cobren para eso, eso no es periodismo, eso es una mierda y una basura que va en contra del proyecto nacional y popular que defendemos las Madres con tanta fuerza", concluyó.