En tanto, el abogado José Tomás Yoma, hermano del diputado nacional Jorge Yoma, confirmó que presentará mañana un amparo para preservar el cerro Famatina y solicitará que se realice una consulta popular sobre el tema, a tono con pedidos del radicalismo.

La movilización contó con la participación de integrantes de las asambleas del oeste riojano, un enviado del intendente reelecto, Ismael Bordagaray, el ex jefe comunal Lidoro Leiva, el viceintendente Cesar Ríos y el sacerdote local.

Bordagaray les hizo llegar garantías para manifestarse a los asambleístas a través del secretario de gobierno Ariel Luna, quien dijo a la asamblea que "si el pueblo apoyaba, nosotros nos ponemos a la cabeza de la lucha".

El funcionario destacó en diálogo con radio Mirador que la lucha era "ardua y muy despareja" y aseguró que "no teníamos previsto que esto iba a suceder".

"Nosotros venimos a dar la cara, a luchar juntos para que podamos salvar a Famatina, que es lo único que nos queda", dijo Luna.

Los vecinos resolvieron anoche apostar en el acceso a Famatina una mesa de control de paso para detectar cualquier vehículo de las mineras y cuando esto ocurra, la iglesia tocará la campana para convocar a los ciudadanos.

Los manifestantes reclamaron a los dirigentes políticos del kirchnerismo local que viajarán a Famatina para participar de un "debate público, para que nos vengan a explicar acá en Famatina qué es lo que van a hacer".

"Van a tener que traer más de 500 millones de razones porque Famatina tiene 500 millones de años que nos han dejado riquezas que nunca se han estudiado, salvo las mineras", dijo un agricultor tradicional de la zona.

Los vecinos y las asambleas volverán a marchar en Chilecito para manifestar su rechazo a la firma de un convenio con la empresa minera canadiense Osisko y el Estado provincial que habilita la exploración de oro en el cordón del Famatina, sin especificar el lugar.

El cordón, con hielos permanentes en su cima, es la fuente del agua del valle homónimo y también el de Chilecito, y están ubicados a más de 200 kilómetros de la capital riojana.

El jueves, los manifestantes escracharon a los funcionarios de Chilecito, todos alineados con la política megaminera del gobernador Luis Beder Herrera, en sus domicilios privados con carteles que rezaban "Beder traidor".

Por su parte, el abogado José Tomás Yoma confirmó que mañana presentará una acción de amparo para intentar frenar la política gubernamental.

Además, solicitó una consulta popular sobre el tema tras considerar que ahí se verá "el porcentaje de adhesión que tienen" porque el gobernador considera legitimada su política megaminera a través de su reelección, en mayo pasado, con el 67 por ciento de los votos.

Según Yoma, "la Constitución Nacional, la Constitución Provincial y los Pactos Internacionales protegen el medio ambiente. La Minería a cielo abierto o a gran escala lo degradan y 6 provincias argentinas la prohibieron".

Por eso, adelantó, "interpondremos un amparo preventivo para impedirlo a raíz del convenio firmado por el gobierno".

"La salud y el agua que la preserva son bienes más valiosos que el oro o cualquier metal" señaló el ex funcionario judicial.