La conducción de la Federación Agraria Argentina solicitó este miércoles 5 al gobierno nacional y al Parlamento que se tomen medidas urgentes para preservar los niveles de empleo en el interior, y atenuar las consecuencias ante el escenario internacional de volatilidad, que afecta a los commodities que produce la Argentina. “En esta campaña gruesa se van a combinar la suba de costos internos y la caída en el precio de nuestros granos, y los únicos que pueden resistir son los actores de gran escala. Por eso hemos pedido a Julián Domínguez y a la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados que se traten los proyectos presentados por nuestra entidad para segmentar y bajar las retenciones. Se debe atender sobre todo la situación de los chacareros, que somos los más vulnerables. Hoy, los productores más chicos la única retención que soportamos es cero”, afirmaron las autoridades de FAA.

Además, los directivos de Federación Agraria se preguntaron: “¿Cómo podemos los pequeños productores tener expectativas ante el Plan Estratégico que presentó el gobierno, si ante la mínima variación de precios de los commodities, muchos de nosotros podemos caernos del mapa? La discusión que debe darse nuestro país en esta etapa no es sólo qué volumen se produce, sino cuántos y quiénes podemos seguir en la actividad”.

La FAA tiene presentados en el Congreso Nacional varios proyectos legislativos, que apuntan a generar políticas públicas diferenciadas, que aún no fueron tratados. “En este contexto internacional, si no se toman decisiones rápidas, puede agravarse la concentración económica que padecemos en materia agropecuaria”.

La reforma tributaria y el impacto en el interior

Además, la Federación Agraria pidió un nuevo esquema tributario. “Los aspectos impositivos no deberían tratarse de manera aislada. Debemos avanzar hacia un modelo en el que paguen más los que más tienen. No se puede seguir tratando igual a los que somos estructuralmente distintos”, mencionó la FAA en su presentación ante las autoridades nacionales y los legisladores.

Por último, los dirigentes federados opinaron sobre los niveles de exposición de la producción agropecuaria ante la situación de los mercados externos. “Pedimos que se actúe rápido, porque toda disminución del ingreso de los productores, afecta directamente a los pueblos del interior. Y más tarde, o más temprano, impacta sobre la generación de empleo del sector”.