El proyecto, en tanto, recibió algunos cuestionamientos por centros de estudios económicos que consideraron que mantiene fallas técnicas y falta de transparencia.

Los lineamientos de la iniciativa serán presentados el miércoles por el ministro de Economía, Amado Boudou, quien hoy regresaba al país desde Washington, donde participó desde el viernes de la reunión del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

En ese marco, Boudou reclamó que haya "más racionalidad" y "comprensión" en los legisladores de la oposición para poder aprobar el proyecto de Presupuesto 2012.

El jefe del Palacio de Hacienda expondrá al mediodía ante el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda de las cámaras de Diputados y de Senadores.

"En el último año, en un clima de mucha crispación de la oposición y con muy poca comprensión del rol democrático del Congreso, intentaron poner un palo en la rueda del país al trabar el Presupuesto", dijo el Ministro en una entrevista.

Para el ministro, los legisladores opositores "pusieron por encima su vedettismo y su expectativa electoral por sobre el rol institucional que les cabe".

"Esperemos que haya más comprensión para avanzar rápidamente con la sanción de un Presupuesto que le da certezas a la Argentina", expresó.

El contenido

El proyecto de Presupuesto 2012 prevé una inflación de 9,2%, un crecimiento del PBI de 5%, un dólar a $4,40 como promedio anual, y el uso de u$s5.674 millones de reservas monetarias para el pago de deuda pública.

También se estima un consumo total de $1.562.365 millones; una inversión total de $460.942 millones y un saldo favorable de la balanza comercial de $8.579 millones.

En cuanto a los recursos tributarios, por el impuesto a las Ganancias proyecta recaudar $131.329 millones (+22,7%); por el IVA $185.109 millones (23,5+); impuestos internos 12.842 millones (+18,9%) y el impuesto a los Bienes Personales $7.146 millones (+20,1%).

Después de que Boudou haga su exposición en Diputados la comisión de Presupuesto y Hacienda comenzará con el análisis del proyecto, cuya sanción, según lo marque la realidad política, podrá ser antes que finalice el período ordinario de sesiones el 30 de noviembre o después del 10 de diciembre, cuando se renovará la mitad de la Cámara baja y un tercio del Senado.