Según el informe, Enarsa lanzó ayer (7/11) oficialmente la licitación para adquirir 45 cargas destinadas a la regasificadora de Bahía Blanca y otras 35 para la planta conversora de GNL instalada en el puerto de Escobar.

Al igual que en los últimos años, sólo pueden participar los proveedores que son invitados a cotizar las entregas de GNL en las fechas señaladas por el Gobierno, señala el matutino.

Entre los oferentes que ya participaron en otros llamados están Repsol, Morgan Stanley, Excelerate, Gas Natural, Petrobras, E-Cross World, Marubeni y Mitsubishi.

A ellos se agregan cuatro nuevos invitados que buscarán quedarse con una parte del creciente negocio de GNL: Chevron, Total, British Petroleum (BP) y la trader rusa Gunvor.

Según las reglas de juego que fijó la empresa estatal de energía, los interesados están habilitados a ofertar hasta un máximo de 15 cargas para Bahía Blanca. Y en el caso de Escobar, sólo podrán presentar una oferta para el cupo mayor equivalente al 70 por ciento de las cargas o para el lote más chico que representa el 30 por ciento del volumen solicitado.

La recepción de ofertas será el 25/11 y una semana después se producirán las adjudicaciones. La primera carga de Escobar tiene como fecha de entrega el 2/1, mientras que en Bahía Blanca, la entrada del primer barco de GNL será el 9/1, informó el matutino.

El incremento supondría una mayor presión sobre el déficit comercial de la balanza energética, calculada para el año próximo en unos US$8.000 millones. Por otro lado, cabe destacar que es el Estado a través Enarsa el que compra el GNL y luego lo vende al mercado interno a precio subsidiado.