El préstamo fue formalizado a través de una Resolución Conjunta de las Secretarías de Hacienda (384) y de Finanzas (115), que fue publicada hoy en el Boletín Oficial.

La Resolución establece que la forma de pago de esa operación de financiamiento será en 24 cuotas "mensuales, iguales y consecutivas", las que comenzarán a efectivizarse a partir del sexto mes del préstamo.

La norma establece que el interés a pagar será del equivalente a la tasa BADLAR -la aplicada para préstamos de más de un millón de pesos- más 100 puntos básicos y también fija mecanismos de cobro para el Banco Nación en el supuesto de incumplimientos.

La medida -que fue firmada por los secretarios de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y de Financiamiento, Hernán Lorenzino- establece que la operación se realizará bajo las siguientes condiciones: "La moneda de emisión y pago será pesos" se concretará mediante un "único desembolso", a efectivizarse una vez que el Banco Nación "con la autorización del Banco Central de la República Argentina".

"El desembolso -aclara la Resolución Conjunta- se encuentra condicionado a que el Banco Nación cuente con el nivel de liquidez necesario al momento de efectuar el mismo y al cumplimiento de los límites establecidos" por el Banco Central.

También se especifica que la amortización "se efectuará en 24 cuotas mensuales, iguales y consecutivas, con vencimiento, la primera de ellas, el quinto día hábil del mes siguiente a que se cumplan seis meses del desembolso".

La modalidad de recurrir a tomar deuda de organismos públicos se hizo habitual en los últimos años a raíz de las dificultades para acceder al mercado de capitales en condiciones razonables.

Sin contar las letras suscriptas por el Banco Central en el marco del Fondo de Desendeudamiento, la deuda intra-estatal en lo que va del año alcanza a 31.170 millones de pesos.

Poco menos de la mitad de ese monto está integrado por préstamos del Banco Nación, que con estos 2.000 millones llegan a un total de 14.996.500.000 pesos.

En segundo término se ubica el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del Sistema Previsional Argentino, con cinco letras por 2.616.777.000 dólares, aproximadamente unos 11.670 millones de pesos.

El PAMI es la tercera fuente de financiamiento intraestatal, con 2.130 millones de pesos.

Con montos menores completan la nómina Lotería Nacional, el Fondo Fiduciario de Refinanciación Hipotecaria, la Superintendencia de Riesgos del Trabajo y el Instituto Nacional de Reaseguros (en liquidación).