En ese sentido, alertó que "hay que ser muy cuidadoso" con una paciente de estas características porque "las opiniones" sobre su estado de salud "forman parte de las estadísticas internacionales", y consideró que la falla en la evaluación previa fue producto de un "diagnóstico abrupto", dado "en poco tiempo".

El médico insistió con que "es poco frecuente" confundir el "carcinoma papilar" con un "adenoma folicular", lo que sucedió poco antes de la cirugía a la que fue sometida la primera mandataria, al reiterar que "la frecuencia de que esto ocurra es de 2 o 3 por ciento", aunque reconoció que la "operación" era inevitable.

"Lamentablemente ocurrió en un caso de difusión internacional: es un impacto negativo", advirtió Pitoia en diálogo con las radios Mitre y 10.

El profesional, al continuar su análisis sobre el caso de la jefa de Estado, alertó que "hay que ser muy cuidadoso con las opiniones que uno brinda porque forman parte de las estadísticas internacionales".

En esa línea, insistió con que "es poco frecuente que esto ocurra", al tiempo que dijo no tener "conciencia de que, en el Hospital de Clínicas, haya ocurrido" algo similar, para reiterar después que "la frecuencia de que esto ocurra es de 2 o 3 por ciento".

Por último, consideró que el error en el caso de la primera mandataria "se dio por una condición probablemente generada por dar un diagnóstico abrupto, en poco tiempo".

"Toda esa situación debe haber jugado en contra y a que se llegara a este diagnóstico erróneo", concluyó.

El parte médico firmado ayer por la Unidad Médica Presidencial, reportó que "el estudio histopatológico definitivo constató la presencia de nódulos en ambos lóbulos de la glándula tiroides" de la presidenta, "pero descartó la presencia de células cancerígenas, modificando el diagnóstico inicial de la punción".

El "favorable" diagnóstico fue informado como "adenomas foliculares" y es por eso que el "equipo considera que el tratamiento quirúrgico es suficiente, no siendo necesario la administración de yodo radiactivo".

La jefa de Estado recibió el alta médica por encontrarse en "óptimo estado general" y se trasladó a la residencia presidencial de Olivos.