Fuentes de la cartera laboral indicaron que la medida regirá durante 15 días en los que las partes tendrán que volver a negociar en torno al pedido para "la renovación automática de contratos de abastecimientos, por el cierre de bocas de expendios y en defensa de la fuente laboral", expresado por el gremio.

Según habían anticipado los voceros de Foesgra, la medida de fuerza se había decidido lanzar tras fracasar ayer "las negociaciones que llevaban a cabo en los ministerios nacionales de Planificación y Trabajo", indicó el gremio en un comunicado de prensa.

"En el sector de comercialización de combustible han desaparecido 3.000 estaciones de servicio, y el responsable mayor del cierre de las bocas de expendios es la petrolera YPF", acusó Carlos Acuña, secretario general de la Foesgra.

Por ello, dijo esperar que el Gobierno, "de una vez por todas, se anime a ponerle coto al monopolio de las naftas que, haciendo uso y abuso de poder, ha sacado de la actividad a miles de pequeñas y medianas empresas y mas de 40.000 trabajadores".

Fuente: DYN