El plan presentado por Cristina Fernández en la megamuestra Tecnópolis de Villa Martelli prevé aumentar la producción de granos a más de 150 millones de toneladas anuales para el 2020 y montos exportables de carnes superiores al millón de toneladas para la próxima década.

En ese marco, la Presidenta remarcó que es necesario "tomar al cooperativismo como uno de los instrumentos más valiosos para hacer que los productores tengan mejores precios" y para "agregar a los productos mayor valor". Y también reiteró que para el país resultará clave agregar valor e industrializar la ruralidad.

Para la Mandataria, la "interacción entre las maravillas naturales y la ciencia y tecnología es la clave del desarrollo de la República Argentina", y por ende "el desafío actual es el de agregar conocimiento" a las cadenas de producción. "La Argentina, en cada uno de los sectores económicos, tiene que tener la colaboración de todos los que en ellos intervienen", expresó.

Tras repasar el crecimiento registrado en todos los renglones vinculados a la economía agroalimentaria, la Jefa de Estado destacó la fuerte caída registrada en los índices de analfabetismo desprendidos de los datos del último censo. Esto es producto del aumento en la inversión educativa, expresó, para agregar enseguida que "todo esto va creando una predisposición a participar".

También exhortó al Poder Legislativo Nacional el tratamiento de la Ley de Tierras porque es un recurso estratégico de importancia clave. "Estoy segura que con las discusiones lógicas vamos a lograr su tratamiento", expresó.

"Es importante que este crecimiento sea parejo, sea equilibrado y que de él podamos participar todas las provincias y todas las regiones, porque esto se mezcla con la calidad de vida de los argentinos y muchísimos valores que la sociedad demanda", concluyó la jefa de Estado.